La Guardia Civil ha detenido en Santa Fe (Granada) a dos hombres y a una mujer, de entre 27 y 41 años de edad y con antecedentes policiales, como presuntos autores de seis robos con fuerza perpetrados en el municipio entre el 15 y 21 de octubre.

Uno de los detenidos, además de por los robos, ha sido arrestado por un delito de tenencia ilícita de armas después de que la Guardia Civil descubriera en el momento de la detención que «poseía un arma prohibida, un «bolígrafo-pistola» municionado con un cartucho de calibre 22 milímetros».

El Instituto Armado ha explicado en un comunicado que los robos han tenido lugar en cuatro viviendas y un mismo establecimiento de hostelería en el que supuestamente han robado dos veces, la primera vez el día 15 de octubre y el 21 de octubre la segunda. Todos los hurtos han tenido lugar de madrugada.

El portador del bolígrafo-pistola ha sido el único de los detenidos que ha ingresado en prisión

Los detenidos han utilizado una palanqueta para romper las puertas de entrada a las viviendas y al establecimiento asaltados, y allí han sustraído dinero, relojes, televisores, electrodomésticos, herramientas, bebidas alcohólicas y hasta una placa del Cuerpo Nacional de Policía, según explica la Guardia Civil.

Los agentes recibieron las denuncias de las víctimas y, posteriormente, han realizado una inspección ocular y han inspeccionado las imágenes de las cámaras de seguridad cercanas.

Cuando han conseguido identificar a dos de ellos, la Guardia Civil ha registrado sus domicilios y, así, ha podido recuperaron algunos de los objetos sustraídos en las viviendas asaltadas. Más tarde, los guardias civiles han averiguado que había una tercera persona presuntamente implicada en los hechos, que también ha sido detenida.

Los tres detenidos han sido puestos a disposición judicial y uno de ellos, el que supuestamente ha sido sorprendido con el «bolígrafo-pistola», ha ingresado en la prisión de Albolote.