El dispositivo formado por una treintena de Bomberos que este domingo reaunadaba la búsqueda de los desaparecidos por el temporal que azotó Tarragona hace unos días ha localizado un cuerpo sin vida en un tramo del río Francolí a su paso por La Pobla de Mafumet, según han informado los Bomberos en su cuenta de Twitter.

El cadáver está pendiente de identificar y por el momento sólo ha trascendido que es un hombre. Los equipos de búsqueda han informado que se trataría de uno de los cuatro desaparecidos a causa de la DANA que azotó Cataluña y que provocó riadas por un fuerte crecimiento del caudal del río Francolí.

Los equipos de búsqueda llevan cinco días investigando las desapariciones y, hasta este domingo, se habían rastreado 35 de los 43 kilómetros que van desde la desembocadura hasta L’Espluga de Francolí.

Los equipos de rescate buscan a un hombre que viajaba en un vehículo por la localidad tarraconense de L’Espluga de Francolí junto a un vecino de Prades de 73 años, cuyo cadáver se encontró en la tarde del jueves a unos 45 kilómetros de la zona en la que el coche fue arrastrado, en el puerto de Tarragona.

También se busca a un camionero belga desaparecido igualmente en L’Espluga y a una mujer de 69 años y a su hijo, de 42, cuya casa móvil fue arrasada por las lluvias en el área de Vilaverd (Tarragona).

En el dispositivo, comandado por Bombers de la Generalitat desde el puesto de Montblanc, participan un centenar de bomberos con 33 vehículos terrestres y un helicóptero de este cuerpo, además de especialistas en rescate de montaña y subacuática, tres unidades caninas, así como personal de Cruz Roja, agentes rurales, emergencias médicas, policías locales, Protección Civil, Salvamento Marítimo y Port de Tarragona, y voluntarios.

Los equipos de rescate, que hoy han ampliado su radio de acción hasta el barrio tarraconense de Riu Clar, esperan acabar este domingo el peinado del cauce del río Francolí y dejar para la próxima semana, si procede, el repaso de algún punto.

Las lluvias torrenciales de esta semana ocasionaron también la muerte de otro hombre arrastrado por la riada en Arenys de Munt (Barcelona).