Mañana habrá paros en la red de transporte de la EMT, lo que obliga a establecer unos servicios mínimos de metro y autobús durante las 24 horas de paro. Con ello, los sindicatos de la empresa municipal redoblan su apuesta por la movilización en plena Cumbre por el Clima como fórmula para lograr sus reivindicaciones, pues el día 3 de diciembre ya hay programada una huelga de 24 horas en la EMT.

Según han explicado desde el sindicato, la idea es que la huelga coincida en ambas empresas de transporte y esperan que se sume también el sector del taxi, que está participando de forma «muy activa» en las convocatorias de paros de la EMT.

Por su parte, Renfe afronta este jueves, 5 de diciembre, una jornada de paros parciales convocada por el sindicato CGT, que coincide así con la ‘operación salida’ del puente de la Constitución y la Inmaculada. Se trata de tres paros de cuatro horas cada uno que están programados entre las 24.00 y las 4.00 horas, entre las 11.00 y las 15.00 horas, y entre las 20.00 y las 24.00 horas.

El sindicato, minoritario en el comité de empresa de Renfe, tiene además convocada una jornada de huelga para el día 20, también en la salida del fin de semana de la Navidad. Con estas movilizaciones, CGT pretende protestar por «la falta de voluntad de diálogo» que asegura han mostrado el Ministerio de Fomento y Renfe desde que anunció los paros del día 5, a los que esta semana sumó la convocatoria de huelga.

Con esta convocatoria, el sindicato busca protestar por la política de «privatizaciones y externalizaciones» que considera se está llevando a cabo en el sector ferroviario, y por la falta de personal que presentan tanto Renfe y Adif por el acceso a la jubilación de sus envejecidas plantillas.

«No podemos quedarnos quietos en Renfe y Adif cuando el futuro que pretenden es vender a los ferroviarios y a la empresa a precio de saldo, cuando siguen privatizando todos los sectores productivos y cuando sus respectivos planes de empleo no recogen las necesidades productivas reales», indicó el sindicato.