La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha advertido, ante las lluvias y el nivel del río, hay 34 tramos en situación de alarma en la Cuenca con otros 29 en alerta «con crecidas extraordinarias» en León, Zamora, Salamanca, Palencia, Ávila y Orense.

según los datos de la página web de la CHD, están por encima del umbral de alarma en la provincia leonesa 14 tramos fluviales en: el Bernesga a su paso por Villamanín, Cascantes, la capital leonesa y Alija de la Ribera; el Cea en Villaverde de Arcayos y Sahagún; el Duerma en Santiago de Valduerna; el Esla en Villómar y Benamariel; el Omaña en Castro de la Lomba y Las Omañas; el Órbigo en Cebrones; el Porma en Secos, y Yuso en Boca de Huérgano.

En Ourense hay dos tramos del Támega en alarma, en Castrelo do Val y Rabal; y en Burgos están en alarma el Arlanza y el Pedroso en las estaciones de Salas de los Infantes y en Pinilla de los Moros.

En Palencia están en alarma doce tramos, cuatro del Pisuerga en San Salvador de Cantamuda, Salinas de Pisuerga, Alar del Rey y Salinas de Pisuerga; el Besandino en Otero de Guardo; el Camesa en Villaescusa de las Torres, el Carrión en Guardo y Celadilla del Río, el Lucio en Villallano; el Ucieza en Villalcázar de Sirga y el Valdavia en Abia de las Torres.

En Zamora son cuatro las estaciones en alarma: la del Castrón en Villaveza de Valverde; las del Órbigo en Manganeses y Santa Cristina de la Polvorosa; y el Tera en Puebla de Sanabria.

En la provincia leonesa hay otras once estaciones en alerta, en Palencia otras cuatro, con cinco en Salamanca, una en Segovia, dos en Soria, seis más en Zamora y una en Ávila.