El ex entrenador de Málaga C.F. Víctor Sánchez ha sido víctima de un ciberataque consistente en la difusión de un vídeo íntimo, broma que le ha salido cara debido a la posterior decisión del club de destituirle. Esta polémica del mundo del fútbol continúa tras la publicación en Twitter del afectado en la que afirma haber sido víctima de «acoso y extorsión» e indicó que la publicación o difusión de archivos privados supone un delito.

Tal y como publica Diario Sur, Víctor Sánchez del Amo ha sufrido una modalidad delictiva conocida como ‘sextorsión’, basada en el chantaje a la víctima para que esta abone una cifra si no quiere que se hagan públicos los vídeos sexuales en redes sociales, como le ha pasado al citado entrenador. Según parece, se le habría exigido pagar 20.000 euros en bitcoins.

El entrenador denunció en Oviedo y en Málaga debido a la difusión pública del vídeo este pasado martes en redes sociales sin su permiso.