Tras dos años y medio de negociaciones, Reino Unido saldrá de la UE a las cero horas del próximo 1 de febrero (hora central europea) pero de momento el único efecto tangible es que Londres dejará las instituciones comunitarias ya que, gracias a que el Brexit se produce con acuerdo, ahora comienza un periodo de transición que durará hasta el 31 de diciembre de 2020 y durante el cual el país seguirá aplicando las normas comunitarias.

Así, durante todo 2020 los españoles podrán viajar a Reino Unido con DNI y sin pasaporte, utilizar su móvil con las mismas condiciones de ‘roaming’ y utilizar allí el carnet de conducir español. Tampoco habrá barreras comerciales para las empresas exportadoras o importadoras, la flota europea podrá seguir faenando en aguas británicas y Reino Unido seguirá participando en el programa Erasmus+ hasta el 31 de diciembre de 2020, ha explicado la Embajada británica.

Eso sí, lo que suceda en el futuro, tanto sobre el Erasmus como sobre el ‘roaming’ o el comercio o la pesca, depende, como otras muchas cosas, de la relación futura que Bruselas y Londres negocien durante los próximos meses.

Durante el periodo de transición, los ciudadanos de la UE en Reino Unido y los británicos en territorio comunitario seguirán disfrutando de los mismos derechos que hasta ahora, pero todos ellos tienen que registrarse para poder mantenerlos en el futuro.

En el caso de Reino Unido, los europeos que se instalen allí antes del 31 de diciembre de 2020 disfrutarán de las mismas condiciones que los que están allí en la actualidad. El plazo para registrarse termina el 30 de junio de 2021. Aquellos que lleven cinco años de residencia continuada recibirán el estatus de asentado (o residencia permanente); los que lleven menos de cinco años recibirán el estatus de preasentado (o residencia semipermanente) y podrán solicitar el estatus de asentado cuando cumplan los cinco añ