El niño de unos 18 meses que resultó herido muy grave tras caer este jueves, al parecer de manera fortuita, desde la ventana de la cocina de un segundo piso de un bloque de la calle Mano de Hierro, en el centro de la capital granadina, permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos UCI en estado crítico.

Según han informado a Europa Press fuentes sanitarias, el estado del menor no ha mejorado después de que ingresara en la tarde de este jueves en el Hospital Materno-Infantil del Virgen de las Nieves de Granada con pronóstico muy grave, intubado y requiriendo de respiración asistida a causa de un traumatismo craneoencefálico severo que sufrió a consecuencia de la caída.

Fuentes policiales informaron a Europa Press este jueves de que los hechos tuvieron lugar sobre las 17,00 horas. El niño, que se encontraba con su madre, cayó por la ventana y, ante la gravedad de las heridas observadas por un médico que pasaba por la zona, fue trasladado en brazos por los propios policías que se personaron en el lugar hasta el Hospital de San Rafael, en las inmediaciones del lugar.

Desde ese centro el menor fue trasladado en una UVI móvil al Hospital Materno-Infantil del Virgen de las Nieves de Granada, donde permanece ingresado en estado crítico en la UCI.

El servicio coordinador de Emergencias 112 Andalucía fue alertado por los servicios sanitarios para que diera traslado a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sobre este niño que se encontraba «inconsciente».

Así, el 112 dio aviso a Policía Local y Policía Nacional, cuyos agentes se personaron en la zona. Las fuentes policiales consultadas indicaron que el Equipo Judicial de Policía Nacional realizó en la tarde del jueves una inspección ocular en la zona, si bien todo apunta a un accidente como causa del suceso.