La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Policía Local de Águilas, ha desarrollado una operación para esclarecer unos hechos sobre maltrato animal a un perro, que se ha saldado con la investigación de un vecino de Águilas, al que se le han instruido diligencias como presunto autor de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Las actuaciones se iniciaron cuando un agente de la Policía Local de Águilas, mientras realizaba unas gestiones de tipo administrativo, presenció a un vecino de la localidad maltratando a un perro, concretamente propinándole al animal patadas y puñetazos, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Benemérita, tras ser alertada de los hechos, abrió la operación para esclarecer los hechos y, en su caso, investigar a su autor.

Las pesquisas practicadas permitieron a los guardias civiles identificar al propietario del can y presunto autor de los hechos, así como constatar la comisión de los hechos delictivos. Los servicios municipales del Ayuntamiento de Águilas incautaron temporalmente el can, que fue depositado en la perrera municipal a la espera del esclarecimiento del hecho.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y tras la localización del sospechoso ha sido investigado como presunto autor de delito presunto autor de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por maltrato de animales domésticos.

Finalmente, el investigado ha realizado una cesión del can para que pueda ser adoptado por otra familia. El investigado, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Lorca (Murcia).

Delito de maltrato animal

La Guardia Civil ha recordado que el delito de maltrato animal se encuentra recogido en el Código Penal, que lo define como el hecho de maltratar injustificadamente a los animales, mediante cualquier medio o procedimiento, causándoles lesiones que menoscaben gravemente su salud y está castigado con penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Con el objetivo principal de concienciar a los ciudadanos para que promuevan las medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales domésticos, así como a que denuncien* aquellas conductas contrarias al bienestar animal de las que tengan conocimiento, la Guardia Civil inició en julio de 2017 la campaña ‘#YoSiPuedoContarlo’.

La Guardia Civil viene detectando un aumento en la concienciación ciudadana, no sólo a través de las denuncias formales, sino también entre los usuarios de las redes sociales, como demuestra el hecho que uno de los temas que más interacción generan en nuestros seguidores de Twitter y Facebook sea la solicitud de colaboración ciudadana para esclarecer delitos de maltrato hacia los animales.