Tras los meses de confinamiento, la ciudadanía en general ha modificado sus hábitos de compra, realizando muchas de estas a través de Internet. Para evitar el riesgo de ser víctimas de estafas que conlleva realizar compras desde Internet, la Policía Nacional, ofrece una serie de recomendaciones a fin de poder realizar compras en la web de manera segura.

En primer lugar, la Policía Nacional estima conveniente utilizar una red privada de conexión a internet (evitar redes abiertas, tipo wifi de centros comerciales u otro tipo de establecimientos) con una contraseña «que no revelemos a terceros», así como «mantener nuestro dispositivo limpio de virus y actualizado para evitar fallos de seguridad».

A nivel práctico, una de las medidas básicas antes de realizar una compra on-line, es hacer una búsqueda rápida para encontrar opiniones sobre la tienda. «Existen multitud de páginas que se dedican a recabar información sobre posibles webs fraudulentas», según la Policía Nacional, que considera importante identificar al vendedor y que la URL coincida con la página web donde se está navegando.

Asimismo, aconseja prestar atención máxima a la hora de realizar el pago. «La conexión debe ser siempre segura, sobre todo, en el momento de realizar el pago, debemos fijarnos que la dirección comienza por https, al menos cuando se rellene el formulario de los datos bancarios», añade la Policía.

Un detalle muy revelador se obtiene de la forma de pago, y es que habitualmente este tipo de páginas fraudulentas suele informar con imágenes y logos que el pago es seguro y que se puede efectuar con todo tipo de medios.

Pero, si a la hora de realizar el mismo surge alguna dificultad y, de alguna manera se indica que solo se puede pagar con tarjeta, introduciendo titular, numeración, fecha de caducidad y código de valor de verificación de tarjeta (CVV), «se recomienda desistir de la compra porque casi con total seguridad se trata de una página fraudulenta», añade.

Otro tipo de medidas complementarias consisten en realizar una consulta del titular del dominio en webs como https://lookup.icann.org/. Si bien no es determinante, permite obtener información acerca del titular y la ubicación del servidor en el que se hospeda la misma.

Los agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos y Económicos recomiendan que se lean las condiciones de las promociones, pues en ocasiones se oferta un mes gratuito de un servicio, pero si no se solicita la baja de este, se procede a la suscripción de manera automática.

Algunas plataformas ofrecen un tiempo de prueba gratuito o un número de simulaciones, requiriendo al cliente que facilite la numeración de una tarjeta bancaria y advirtiendo que transcurrido el período de prueba, si no se hubiese solicitado la baja en el servicio, se cargaría la primera cuota. Los clientes se acogen al tiempo de prueba, pero olvidan darse de baja y la compañía entonces, procede a realizar el cargo.

En otras ocasiones, la Policía advierte que los clientes se suscriben a determinados servicios para favorecerse de descuentos en la adquisición de productos, ahorrar los gastos de envío u obtener cualquier otro tipo de beneficio a cambio del pago de una cuota. Con unas comprobaciones muy simples, el ciudadano puede verificar si ha sido estafado o si se ha suscrito a alguno de estos servicios.

Para consultar otros consejos generales de prevención en Internet, puede visitar la página oficial de Policía Nacional, en el enlace https://www.policia.es/consejos/internet.html.