La coordinadora general de Podemos Canarias, Laura Fuentes, ha pedido la «inmediata dimisión» del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la salida este martes de 227 inmigrantes del campamento de Arguineguín (Gran Canaria) sin un lugar donde pernoctar o al que acudir.

En un audio remitido por su partido, Fuentes ha afirmado que se han vulnerado los derechos humanos de estas personas y se ha puesto en peligro la paz social con los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria, ciudad a la que han sido trasladados.

La dirigente de Podemos ha calificado de «profundamente decepcionante» que un ministro de un gobierno progresista «juegue de esta forma con la dignidad de las personas migrantes» y se ha preguntado si esta es la forma del Estado «de vaciar» el muelle de Arguineguín y si este «es el plan de choque para la gestión migratoria en Canarias».

En su opinión, el Estado está haciendo dejación de sus funciones «abandonando a estas personas y trasladando su responsabilidad a la sociedad canaria y a las entidades municipales, insulares, regionales y del tercer sector».

«Es una deslealtad por parte del Estado»

«Es una deslealtad por parte del Estado», ha añadido la coordinadora de Podemos Canarias.

El Gobierno de Canarias está gestionando plazas de urgencia con Cruz Roja, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y otras organizaciones y entidades para que ninguno de los inmigrantes que han abandonado el muelle de Arguineguín sin un lugar adónde ir duerma en la calle.

Fuentes del Ejecutivo han indicado a Efe que el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, están participando personalmente en esas gestiones, para garantizar que nadie pase la noche a la intemperie tras la situación que se ha producido esta tarde.

El Ayuntamiento de Mogán ha reaccionado a ese movimiento fletando guaguas para que los inmigrantes se desplazasen a Las Palmas de Gran Canaria, con el argumento de que allí tienen a sus disposición a la Delegación del Gobierno y el Consulado de Marruecos.

Como resultado de todo ello, cerca de 200 jóvenes marroquíes se encuentran desde hace horas en la plaza de la Feria, ante la Delegación del Gobierno, sin un lugar donde pernoctar.

El Ministerio de Migraciones ha anunciado que ha dado instrucciones para que se ofrezca de inmediato a todos ellos una alojamiento mientras que el de Interior ha asegurado que investigará lo ocurrido.