El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ha calificado la Ley Orgánica de Modificación de la LOE(LOMLOE), conocida como Ley Celaá, como «una de las más luminosas» que ha puesto en marcha el Gobierno de coalición PSOE-UP porque permite «romper el gran timo de la Transición» en materia educativa.

Monedero ha acudido esta mañana a la reapertura del Rastro en Madrid y en declaraciones a Europa Press ha alabado la modificación de la Ley Orgánica de Educación porque «rompe esa trampa que había hecho el PP» al convertir la lengua «en una bandera de enfrentamiento entre españoles».

Además, entiende que «el gran timo de la Transición» era que «con dinero de todos» se estuviese «golpeando a la Educación Pública» y que esta Ley va a «garantizar» que las familias puedan dar «una buena educación a sus hijos y que sea en un centro público».

Los guetos del PP

«Va a terminar con esos guetos en los que el Partido Popular y la Ley Wert (LOE) estaban convirtiendo la Educación Pública. Va a permitir que todos los españoles en cualquier lugar del Estado puedan hablar perfectamente el castellano y también tengan acceso a través de la inmersión ligústica al conocimiento de la lengua que por la Constitución también es cooficial en sus territorios», ha remarcado.

El cofundador de Podemos cree que esta Ley «en vez de decir ‘vais a educaros en bandera, bandera y bandera’, lo que dice es ‘vais a educaros en nuevas tecnologías, en el conocimiento de la historia de este país, en un manejo eficaz de la lengua, y en el desarrollo de las ciencias naturales'».

Finalmente ha destacado también que se garantiza la Educación Especial, y ve «insultante» que «la derecha y la ultra derecha mientan» al decir que desaparecerán estos centros cuando «la propia norma reconoce que permanecen y se les va a dar especial atención».

Por otro lado, ha asegurado que «la derecha siempre ha utilizado una excusa para intentar confrontar a los gobiernos de la izquierda» y que «ha cogido cosas que son de todos los españoles y las ha convertido en arma arrojadiza».

Las banderas y la religión

«Lo ha hecho con las banderas, lo hizo con la religión, lo hizo con los muertos de ETA y ahora quiere hacerlo con la Educación», ha ejemplificado.

Además, ha criticado a la derecha por juntarse en 2005 con «la parte más reaccionaria de la Iglesia» para intentar frenar el matrimonio igualitario e intentó hacer una «guerra de banderas» y que ahora quiere «una guerra de lenguas».

«El PP es consciente de que ha perdido el Gobierno de esta país por mucho tiempo arrastrado por esa lógica insana de Vox y, en tanto en cuanto siga rehén de la plaza de Colón, sabe que lo único que le queda es el ruido», ha zanjado.