Al menos cuatro personas han muerto y diez han quedado heridas tras ser arrolladas por un automóvil en la ciudad alemana de Trier, próxima a la frontera con Luxemburgo. La policía ya ha detenido al conductor, un hombre de 51 años, en una localidad cercana.

Según informa la Policía alemana, el vehículo ha entrado en la principal zona peatonal de la ciudad por la famosa Puerta Negra. Ahí, ha arrollado a varias personas y destrozado numerosos puestos comerciales callejeros hasta llegar a la plaza Hauptmarkt.

Pese a que aún no se ha detallado de forma oficial, el ataque podría haber herido a unas diez personas, según ha dicho el alcalde de la ciudad, el socialdemócrata Wolfram Leibe.

Los agentes han detenido al agresor en una localidad muy próxima, situada cerca de Luxemburgo y de la frontera con Francia. «Hemos detenido a una persona y se ha incautado un vehículo», ha escrito la policía de Trier en su cuenta de Twitter.

A través de la red social, la policía ha pedido a los ciudadanos que permanezcan en sus domicilios y eviten el centro de la ciudad hasta que se aclare los sucedido.

Por ahora, el cuerpo policial no ha dado más detalles sobre la identidad del detenido ni la motivación de los atropellos. Esta zona de la localidad, ubicada en el ‘Land’ de Renania Palatinado, ha quedado acordonada y se ha desplegado un fuerte dispositivo policial y sanitario.