Este 2020 se ha acabado, y a pesar de haber sido únicamente un año, psicológicamente para muchos de nosotros ha parecido un siglo. Aún así, esta comparación cabría hacerla con la sociedad, puesto que el Covid-19 ha cambiado de forma drástica nuestro sistema. En el devenir de noticias sobre la pandemia y el continuo baile de cifras de muertos y contagiados, muchos eventos han pasado desapercibidos para los medios de comunicación. La pandemia aún sigue rampante, pero estas son algunas de las noticias merecen la pena señalar:

  • Retrato que Joaquín Sorolla pinto de Benito Pérez Galdós
    • Compartir
    EFE

    Centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós sin repercusión

    En una imagen de 2013, vemos a dos operarios con guantes transportando el conocido retrato que Joaquín Sorolla pinto de Benito Pérez Galdós. Este fue trasladado de la Casa Museo de Benito Pérez Galdós de la capital grancanaria, para ser exhibido en la exposición «La lengua y la palabra: 300 años de la Real Academia Española» que la RAE organizará en la Biblioteca Nacional en Madrid. Pero este año se cumplían cien año de su muerte, y la pandemia ha diluido el recuerdo a la vida y obra del escritor en una fecha tan señalada. El autor está está considerado como uno de los autores más destacados en lengua española. Fue el encargado de inmortalizar la historia y sociedad de la España de finales del XIX a través de sus novelas cortas.

    Una de las iniciativas más destacadas para honrar su memoria ha sido la exposición titulada ‘Benito Pérez Galdós. La verdad humana’. La muestra conmemorativa, que por la alta demanda y afluencia del público, ha ampliado la posibilidad de visitarla en La Casa-Museo Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria hasta el próximo mes de febrero. La exhibición ofrece la oportunidad de descubrir las diferentes etapas de la vida y la obra de Galdós, las múltiples facetas del escritor grancanario con objetos personales expuestos. Además, numerosas salas de teatro han programado obras del autor. Por ejemplo, el teatro homónimo de su ciudad natal cerrará con ‘Fortunata y Benito’ su programación anual el próximo 27 de diciembre.

  • culmina con ‘Fortunata y Benito’ su programación de 2020
    • Compartir
    EFE

    La lucha climática, un año perdido

    La pandemia ha cambiado de forma drástica la percepción de la salud colectiva y ha empeorado la economía del planeta. El Covid-19 ha hecho que el calentamiento global y la lucha climática pasen a un segundo plano en la escala de problemas o preocupaciones a nivel internacional. Además, tras el ‘boom’ de protestas estudiantiles por todo el mundo este 2020 estaba destinado a ser un punto de inflexión clave en las negociaciones medioambientales. El aplazamiento de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) hace que se haya perdido todo un año en solucionar esta cuestión. La pandemia parece haberle dado un respiro al planeta pero la celebración el próximo mes de noviembre de la COP26 en Glasgow (Escocia, Reino Unido) será decisiva.

    Por otra parte, la amalgama de movimientos ecologistas como Fridays For Future, Juventud por el Clima o Extinction Rebellion entre otros, ya no protagonizan todos los meses manifestaciones por el centro de las grandes capitales europeas. La pandemia ha hecho que únicamente puedan ejecutar protestas puntuales, lecturas de manifiestos, acciones reivindicativas aisladas, y mantener vivo su mensaje a través de las diversas plataformas en las redes sociales. Asimismo, llaman a aprovechar esta crisis económica para acelerar la «justicia climática». En otras palabras, acelerar la transición ecologista que necesita la Tierra para que el cambio climático no acabe con nuestra única casa.

  • Unos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el aire
    • Compartir
    CC

    Unos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el aire

    Según se cierra el año y la preocupación global por la pandemia de coronavirus sigue latente. Los japoneses están perdiendo entusiasmo hacia Tokio 2020 y creen mayoritariamente que los Juegos, que se inaugurarán exactamente dentro de siete meses, el 23 de julio de 2021, no deberían disputarse en las fechas programadas. La mayoría de los nipones cree que las competiciones olímpicas tendrían que cancelarse o aplazarse nuevamente y sólo una minoría piensa que debería mantenerse la fecha.

    Esta decisión supone gran dificultad teniendo en cuenta que en marzo de este año los organizadores de los JJ.OO. acordaron aplazar en un año las pruebas deportivas ante la extensión de la pandemia de coronavirus, que para entonces estaba ganando fuerza a nivel global. Esa falta de entusiasmo crece según avanza la preocupación la extensión de la pandemia de coronavirus en Japón, un país que está en medio de la tercera ola de un mal que se hizo presente en esta nación a mediados de enero. En el ánimo de los japoneses siempre ha habido cierta reticencia por los problemas que representa aceptar centenares de miles de visitantes extranjeros para asistir a las competiciones olímpicas.

    Es mucha gente para una ciudad acostumbrada a que las filas se guardan sin rechistar y con paciencia, a que en el metro se evite hablar por el teléfono móvil y a que la gente se desplace por la red de transporte público con diligencia y sabiendo dónde va. A ello se une el covid-19 y la precauciones que vienen manteniendo los tokiotas para haber controlado más o menos el coronavirus: no se ve a gente sin mascarillas por la calle y el contacto físico en público es muy limitado.

  • VOTACIÓN LEY DE LA EUTANASIA EN EL CONGRESO
    • Compartir
    EFE

    Conquista de derechos, la ley de Eutanasia

    La eutanasia se abrió camino en España tras la aprobación en el pleno del Congreso, con una amplia mayoría y el voto en contra del PP, Vox y UPN, de la proposición de ley que regulará la ayuda médica para morir. Tras un duro debate sobre la vida, la muerte y el derecho de cada persona a poner fin a sufrimientos intolerables sin perspectiva de curación o mejoría, 198 diputados votaron a favor de la ley, 138 en contra y 2 se han abstenido, con lo que la norma pasará ahora al Senado y será aprobada definitivamente el próximo año 2021.

    El derecho a la eutanasia se incluirá como una prestación en el Sistema Nacional de Salud, el paciente deberá confirmar su voluntad de morir al menos en cuatro ocasiones a lo largo del proceso, y los médicos podrán acogerse a la libertad de conciencia. Los nombres de Ramón Sampedro, Maribel Tellaetxe, María José Carrasco y su marido Ángel Hernández, el médico Luis Montes o la organización Derecho a Morir Dignamente fueron recordados en muchos de los discursos en una sesión que concluyó con un largo aplauso.

    «Como sociedad, no podemos permanecer impasibles ante el sufrimiento intolerable que padecen muchas personas; España es una sociedad democrática lo suficientemente madura como para afrontar esta cuestión», subrayó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante una ley que, ha dicho, impone «sentido común y humanidad». Significa un reconocimiento del derecho a decidir que asiste a cada persona sobre cuándo, cómo y dónde morir ante procesos que causan sufrimiento y pérdida de calidad de vida.

  • Protestas por la sentencia del procés en el Aeropuerto del Prat en Barcelona
    • Compartir
    EFE

    El procés pierde peso en las calles

    El 2021 será clave en el futuro de Cataluña con una convocatoria electoral a la vuelta de la esquina. A pesar de ello, el coronavirus ha hecho que la causa soberanista haya pasado a un segundo plano en las preocupaciones de muchos ciudadanos. Las multitudinarias manifestaciones independentistas han sido sustituidas por mascarillas y geles hidroalcohólicos. Aún así, el discurso institucional continúa siendo el mismo que hace exactamente un año. El expresident Carles Puigdemont encabezará la lista de JxCat por Barcelona en las elecciones del 14 de febrero en Cataluña, aunque será un número uno simbólico, ya que no se postulará para ser investido, sino que aspira a ayudar a que Laura Borràs se convierta en «la primera presidenta de Cataluña».

    En esta línea, se ha puesto fin a la legislatura post 1-O. Se ha pasado del 155 a los juicios del ‘procés’ y la covid. Los planes de Torra quedaron alterados la segunda semana de marzo, cuando el Govern tomó consciencia de la que se venía encima con la COVID-19, de la que dio positivo el propio Torra. La crisis sanitaria golpeó con ferocidad a Cataluña. afectó severamente a las residencias de ancianos ante la impotencia del Govern, que derivó responsabilidades hacia el Ejecutivo de Pedro Sánchez por «recentralizar» competencias con el estado de alarma.

  • Sin festivales de música
    • Compartir
    EP

    Sin festivales de música

    La música en directo no está para celebraciones en un año como el actual, ha reducido su facturación un 87% por la pandemia. Las salas de conciertos han permanecido ocho meses cerradas en 2020 y muchas continúan sin actividad porque, aunque la Generalitat decretó hace tres semanas que podían abrir, las condiciones de aforo (50%) y de horario las hace inviables. Este parón ha provocado que se hayan anulado unos 16.500 conciertos y producciones en Cataluña y que la música en directo prevea finalizar el año con unas pérdidas estimadas en 88 millones de euros. Además un hay incertidumbre con lo que ocurrirá con los festivales de música en 2021.

    A esto se le añade que numerosos artistas saltan de un cartel a otro. Las pautas por las que se mueven estos recintos los convierten en un sitio potencialmente peligrosos en una situación de pandemia. Además, numerosas giras de artistas, tanto como a nivel nacional o internacional, están aplazadas a esperas de que la situación pandémica en las nueva fecha señalada sean proclives para permitir su cancelación. Ante todo, muchos artistas han continuado lanzando nuevos trabajos este 2020, pero los ingresos sin los conciertos o festivales son inviables para la industria de la música.

  • Ofrenda floral ante el cuadro de la Virgen de la Paloma en Madrid
    • Compartir
    EP

    Las fiestas populares, con la mirada puesta en 2021

    El escenario que ha dejando el paso del coronavirus tras su propagación por todo el mundo, no garantiza la celebración de eventos multitudinarios y fiestas, tanto de pueblos como ciudades. Tras el confinamiento, muchos acudieron a sus localidades natales, pero esta vez fue sin festividades veraniegas. A día de hoy muchos se preguntan si se podrán celebrar o no este próximo 2021, pero la necesidad de evitar concentraciones de gente parece que va para largo. Estos eventos estivales gozan de gran popularidad en nuestro país y son muchas las ciudades y localidades que invierten importantes sumas de dinero para honrar a su patrón, celebrando conciertos de reconocidos artistas, fiestas con orquestas u otras actividades. De ahí su vital importancia.

  • La Plaza de Toros de Las Ventas en Madrid
    • Compartir
    EP

    Sin corridas de toros

    Las puertas de Las Ventas volverán a abrirse en la próxima primavera del año 2021, si la situación de la pandemia lo permite. Al menos estas son las últimas previsiones que estima la Comunidad de Madrid para este espacio de la capital. En esta línea, las corridas regresarían al coso capitalino tras un año perdido a causa de la pandemia. La reapertura la determinará la evolución de los datos de contagios por Covid-19 en esas fechas. Además, tendrá que ser autorizada por la Dirección General de Salud Pública. En todo caso, el objetivo de la administración madrileña es que el año que viene sí pueda colocarse el cartel de San Isidro, que en una temporada normal supone una afluencia de 600.000 espectadores.