Sociedad

Al menos tres muertos y doce heridos tras la explosión de un edificio en Madrid

Un posible escape de gas ha destrozado cuatro plantas de un inmueble ubicado en la calle Toledo, en pleno centro de la capital | El estallido ha afectado también a una residencia de ancianos y un colegio, aunque sin dejar heridos

Leire Ariz

La fuerte explosión que ha destrozado este miércoles el edificio de la calle Toledo, en pleno centro de Madrid, ha dejado al menos tres muertos, una persona desaparecida y alrededor de 11 heridos, según ha informado el ministerio del Interior y el Ayuntamiento. Por ahora, no se puede confirmar las causas del estallido, los Bomberos han acordonado la zona de la explosión, aunque todo apunta a un escape de gas. El inmueble, situado en el número 98, se encuentra en la trasera de la Iglesia de la Paloma, y junto al colegio La Salle-La Paloma.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid continúan trabajando aunque la situación «ya está controlada». Hay varios edificios cercanos evacuados por seguridad, ha trasladado otra portavoz de Emergencias Madrid.

Los hechos han ocurrido a las 14:56 horas, cuando una fuerte deflagración ha destrozado por completo las cuatro plantas superiores de un edificio de seis alturas. El estallido, además, ha afectado a vehículos cercanos y cristales de los edificios próximos. Minutos después, varios ciudadanos que se encontraban en la zona han alertado a los servicios de emergencias a través del 091. Otros han compartido vídeos y fotografías del edificio destrozado.

El derrumbe del edificio tras el estallido ha provocado la muerte de al menos tres personas, según ha confirmado el delegado de Gobierno de Madrid, José Manuel Franco. Los fallecidos, son dos hombres que se encontraban dentro del edificio y una mujer que transitaba por la calle en el momento de la deflagración.

Uno de ellos ha sido un feligrés de la parroquia de la Virgen de la Paloma: «Entre los fallecidos se encuentra David Santos Muñoz, electricista de 35 años, padre de cuatro niños, y feligrés de la parroquia que había ido a echar una mano», informa el Arzobispado de Madrid.

Dos de los fallecidos en la explosión que se ha producido este miércoles en un edificio en la calle Toledo 98 de Madrid eran viandantes, personas que paseaban por la calle en ese momento, según ha informado el vicepresidente, Ignacio Aguado, en declaraciones a los medios en Puerta de Toledo.

Diez están leves y herido grave es un hombre de unos 55 traumatismo torácico y fractura de pierna, quien sido trasladado a La Paz. También han trasladado en una ambulancia del Samur-Protección Civil al hospital Ramón y Cajal a una mujer con crisis de ansiedad y a un varón con un traumatismo craneoencefálico leve.

Asimismo, según ha informado la Consejería de Sanidad, han evacuado al Clínico a un hombre de 29 años con fractura de peroné, que se encuentra en pronóstico reservado. Una ambulancia del Summa-112 ha trasladado por su parte a un varón de 27 años, con herida en el tobillo, a la Fundación Jiménez Díaz, para exploración completa. Su pronóstico es reservado.

El resto han sido asistidos en los dos puestos sanitarios avanzados montados en la zona por el Samur y no han necesitado traslado hospitalario. Entre ellos hay dos policías nacionales con heridas leves, que luego han acudido al centro médico Nuestra Señora de América para una revisión completa. Y también un niño del colegio anexo con un pequeño corte.

El edificio derrumbado es un centro de la Iglesia de la Virgen de la Paloma, que queda detrás, y donde se aloja un centro de acogida de Cáritas, salas de reuniones, un salón y tres viviendas para sacerdotes. Frente al inmueble, además, se encuentra una residencia de ancianos, Los Nogales. Según el director, en declaraciones a Efe, ni el personal ni los ancianos de la residencia han resultado heridos. Por otro lado, los alumnos del La Salle, un colegio concertado contiguo al edificio explosionado, tampoco han sufrido daños. Aunque la infraestructura del colegio sí que ha quedado con desperfectos.

En una primera declaración a la prensa, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que se ha trasladado a la zona, ha afirmado que la explosión se ha producido posiblemente por un escape de gas. En un primer momento, los Bomberos del Ayuntamiento no han entrado en el interior del edificio ante el peligro de un embalsamiento de gas, que podría derrumbar la infraestructura. Poco antes de las 17 horas, con la zona completamente evacuada, los efectivos de emergencias han entrado en el interior del edificio. El objetivo es que se produzca un derrumbe controlado.

A esta zona de la capital, muy próxima a la Plaza Mayor, se ha trasladado un fuerte dispositivo de emergencias. En él han participado unidades de Policía Municipal, Samur-Protección y los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. También ha participado la Policía Nacional. Junto a la Plaza de Toledo se ha organizado un hospital de campaña.  

Ayuso lamenta los “duros episodios»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ofrecido su total colaboración al Ayuntamiento de la capital, tras la explosión y ha lamentado los «episodios muy duros» que está pasando tanto la capital, como la región.

Ayuso se ha trasladado al lugar a acompañar al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, a todo el equipo de Gobierno y sobre todo a los madrileños «en un día tan aciago otra vez» y a «conocer de primera mano» la situación.

En declaraciones a los medios, la dirigente madrileña ha indicado que, según le consta, por el momento hay dos fallecidos y un tercero desaparecido, así como once heridos.

Como parte positiva, ha destacado que «el colegio contiguo de La Salle, concertada, tenía a todos los niños en las clases y no habían estado en el patio por la nieve». «Al menos sabemos que han estado protegidos y no les ha ocurrido nada», ha indicado. Además, ha incidido en que en el otro edificio, donde hay una residencia de ancianos, tampoco ha lamentado víctimas y todos ellos han sido realojados.

Comentar ()