Sociedad

El Palau Sant Jordi acoge este sábado un concierto experimental con 5.000 asistentes y "sin distancia"

El Palau Sant Jordi de Barcelona reabre este sábado para conciertos, con la actuación de la banda Love of Lesbian a las 19.00, en una prueba piloto experimental impulsada por la plataforma Festivals por la Cultura Segura «sin distancia social y en un entorno seguro» a la que asistirán 5.000 personas.

La plataforma, que integra a los principales festivales de música de Catalunya, ha explicado que el concierto servirá como un estudio de salud pública y todos los asistentes deberán realizarse un test de antígenos rápido (TAR) y llevar una mascarilla FFP2 –que facilitará la propia organización– y también los espacios del interior del pabellón deberán estar correctamente ventilados, entre otras medidas de seguridad.

El concierto será a partir de las 19 horas y los cribados se realizarán por la mañana: las personas con entrada deberán elegir entre las salas Apolo, Razzmatazz y Luz de Gas y el horario que deseen para desplazarse a una de éstas en las que un equipo de enfermería les realizará el TAR.

El acceso al recinto será posible tras dar negativo en el TAR y se realizará también un control de temperatura, y a lo largo del recinto habrá hidroalcohol disponible y, tanto el acceso, como el servicio de bar y lavabos estarán diferenciados por grupos.

La prueba piloto se basa en el ensayo clínico pionero de la Sala Apolo de Barcelona organizado por el Primavera Sound y la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas el pasado 12 de diciembre, pero a diferencia de éste no habrá un grupo control de población para comparar el impacto.

La presentación del festival hace tres semanas contó con el apoyo de las conselleres de Salud y de Cultura, Alba Vergés y Àngels Ponsa, y de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que destacaron que supone un avance para el retorno de la cultura sin comprometer el control de la pandemia.

Comentar ()