Sociedad | Sucesos

Tres detenidos por provocar un incendio al intentar robar una farola

Un agente de la Guardia Civil.

Un agente de la Guardia Civil. EP

Tres varones de entre 45 y 47 años han sido detenidos por la Guardia Civil como presuntos causantes del incendio que se declaró en la tarde del pasado 19 de agosto en la base militar de El Empecinado, en Santovenia de Pisuerga (Valladolid), por las chispas que saltaron cuando aparentemente intentaban cortar una farola con una máquina radial o amoladora.

Según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado recogido por Europa Press, la investigación se ha llevado a cabo conjuntamente por los equipos ROCA y el equipo de Investigación del Seprona y permitió detener a los tres presuntos autores, a quienes se imputan delitos de incendio forestal y hurto en grado de tentativa, si bien ya quedaron en libertad tras prestar declaración.

Los hechos ocurrieron en torno a las 19.50 horas del pasado 19 de agosto, cuando se declaró un incendio forestal, presuntamente provocado según indica la Guardia Civil, en los terrenos pertenecientes a la Base Militar ‘El Empecinado’ en el término municipal de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), el cual fue extinguido entrada la madrugada del día 20 después de calcinar dos hectáreas de pastizal, matorral y masa arbórea de pinar.

Los agentes del Equipo ROCA de la Compañía de la Guardia Civil de Valladolid, dieron inicio a una investigación, a raíz de los datos aportados por un testigo de los hechos, que observó en el momento del inicio y en el lugar de los hechos a un vehículo ocupado por al menos dos personas, las cuales al verse sorprendidas por el fuego habrían abandonado el lugar precipitadamente.

De forma paralela por parte del Equipo del Seprona perteneciente a Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, se trasladó al lugar de los hechos para realizar la inspección ocular técnico-policial, que permitió hallar en el lugar de origen del fuego indicios que apuntaban a que el mismo presuntamente habría sido provocado por personas desconocidas, al intentar cortar los pernos de sujeción de varias farolas del alumbrado con una radial o amoladora, bien con intención de sustraer la misma o para sustraer el cableado de cobre del interior de esta.

Según detalla la Benemérita, el uso de dicha herramienta habría provocado algún tipo de chispa o fricción que dio origen al incendio. Con los datos aportados por el testigo, sobre el color y modelo del vehículo presuntamente implicado, así como las gestiones y pesquisas practicadas, se logró identificarlo así como a su propietario, cuando se encontraba estacionado en la localidad de Valladolid.

Localización de pruebas

Una vez identificado el vehículo implicado, por parte de efectivos del Equipo ROCA de la Guardia Civil, se decidió inspeccionar el interior del mismo, en el que se halló un generador, una garrafa de gasolina conteniendo combustible, una radial, siete discos de radial, un prolongador de 10 metros, pata de cabra y una cizalla, supuestamente utilizados para la sustracción de las farolas y cuyo uso habría provocado el incendio forestal.

Fruto de las investigaciones, se logró identificar a otras dos personas que supuestamente estarían relacionadas con los hechos.

Con todos los datos obtenidos y una vez se pudo constatar que las personas investigadas estarían relacionadas con los hechos, la Guardia Civil procedió a la detención de tres varones con edades comprendidas entre los 45 y 47 años de edad y vecinos de Valladolid y de los que constan varios antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

Se les considera presuntos autores de un delito de incendio forestal y de hurto en grado de tentativa. Las diligencias instruidas han sido entregadas a la Autoridad Judicial y los detenidos, quedaron en libertad tras prestar declaración.

Además, la Guardia Civil ha puesto en conocimiento de las Autoridades competentes diversas infracciones, concretamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente y al Servicio Territorial de Economía de la Junta de Castilla y León por las irregularidades cometidas a la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados y a la Ley 6/2014, de 12 de Septiembre, de Industria de Castilla y León.

En la extinción del incendio tuvieron que intervenir diferentes medios como un helicóptero, una motobomba de la Diputación, motobomba y camión-aljibe del Ejército de Tierra, motobomba de Medio Ambiente, Bomberos del Ejército de Tierra y de la Institución provincial, así como personal brigadista de la Junta, agentes medio ambientales y miembros del personal de guardia del Ejército de Tierra.

La Benemérita ha querido destacar que la colaboración ciudadana fue «clave» para el resultado final de la investigación.

Te puede interesar

Comentar ()