Sociedad

¿Cómo es la nueva etiqueta energética para lámparas y bombillas?

Imagen de una bombilla

Bombilla en una vivienda española. EP

La nueva etiqueta energética para lámparas y bombillas se estrenará el 1 de septiembre. La nomenclatura  A+, A++ y A+++ deja paso a esta denominación, que nace con el objetivo de simplificar las categorías para ayudar a los consumidores a elegir productos más eficientes. El el 1 de marzo ya se introdujo la modificación en lavadoras, secadoras, lavavajillas, frigoríficos, vinotecas, monitores y televisiones.

Tal y como ha comunicado la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) la sencillez del nuevo etiquetado para fuentes de iluminación incita en mayor medida a la compra de sistemas eficientes. Desde el martes 1 de septiembre la escala irá de la A (clase más eficiente) a G (clase menos eficiente), en lugar de A+, A++ y A+++. Los usuarios podrán comprar bombillas y lámparas desde la clase B a la G, ya que la clase A se reserva para futuras mejoras tecnológicas.

La elección de las fuentes de iluminación con mejor etiqueta energética resulta de gran beneficio para el consumidor, ya que el 12 % del consumo eléctrico de una casa se destina a ese fin. Asimismo, el debate entre la elección en principio barata o las bombillas LED más caras parece finiquitado. Se estima que las bombillas LED duran unos 20 años, tiempo suficiente para compensar el mayor desembolso.

La etiqueta incorpora un código QR a través del que se ofrece mayor información al consumidor.

Te puede interesar

Comentar ()