Las Fallas de Valencia han decidido repetir el horario adelantado de la «cremà» de los monumentos que ya puso en práctica en las atípicas fiestas del pasado mes de septiembre, suspendidas por la pandemia en 2020 y aplazadas de nuevo en marzo de este año por el avance del virus.

Así lo ha decidido la última Asamblea de Presidentes de Falla de la Junta Central Fallera (JCF) de Valencia por 172 votos a favor, 52 en contra y 18 abstenciones.

En las últimas Fallas, la «cremà» de los monumentos infantiles comenzó a las ocho de la tarde (aún con luz diurna), y la de los grandes, a las diez, mientras que la última en comenzar a arder, la de la plaza del Ayuntamiento, comenzaba su ritual a las once de la noche, en lugar de a la una de la madrugada, como era tradicional, informa Efe.

Ofrenda floral

Por otra parte, la Asamblea ha rechazado la propuesta de establecer un turno matinal para la Ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados, el acto más devoto de las Fallas y que en las últimas fiestas tuvo que reorganizarse, también, para cumplir con las exigencias de los protocolos sanitarios anticovid. La votación no se ha efectuado, al tratarse de una consulta, según informa la JCF.

Respecto a la implantación del llamado pasaporte covid, se mantendrá una reunión con la Conselleria de Sanidad para concretar los detalles de su aplicación en el ámbito fallero, es decir, cómo y cuándo se pedirá para poder participar en actos o acceder a casales falleros.

El presidente de JCF y concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia, Carlos Galiana, ha informado de la aprobación del presupuesto de 2022 para el organismo, con un total de 2,6 millones de euros, un 16,4 % más que en 2020 y un 5,3 % más que en 2019.