Sociedad

Amigos de la menor asesinada en Totana exigen en el juzgado un endurecimiento de penas

Velatorio de la menor asesinada en Totana.

Velatorio de la menor asesinada en Totana. EFE

Una veintena de vecinos y conocidos de Claudia Abigail Siguencia Angamarca, la joven de 17 años asesinada por su exnovio en Totana, se han concentrado esta mañana para pedir justicia y un endurecimiento de las penas a las puertas del juzgado de la población en el que, a esta hora, presta declaración el autor confeso del crimen, de 19 años.

El cuerpo de la menor, encontrado en el interior del trastero de su exnovio, en el segundo sótano de un bloque de viviendas del centro de la población conocido como El Quesito, presentaba heridas de arma blanca en varias partes del cuerpo y, tras su examen forense en el Instituto de Medicina Legal de Murcia, ha sido trasladado esta mañana al tanatorio de Totana para ser velado hasta la celebración del funeral, que tendrá lugar a las 17.00 horas de mañana en la iglesia de Santiago.

La madre de la joven, según ha relatado a los periodistas una amiga, Julia Cavira, está ingresada desde ayer en el hospital comarcal Rafael Méndez de Lorca a causa de una crisis de ansiedad, en tanto que el resto de familiares, y medio centenar aproximado de vecinos, se encuentran ya en el tanatorio y visten crespones de color violeta en señal de repulsa contra la violencia machista.

Una de las jóvenes concentradas desde primera hora de la mañana a las puertas de los juzgados de Totana, compañera de clase de la víctima, ha subrayado en declaraciones a los periodistas su consternación por lo ocurrido y ha dicho que no conocía al asesino confeso, pero que jamás hubiera imaginado un final así para una chica «buena, tranquila, respetuosa y que no se metía con nadie».

«Estoy aquí para pedir justicia porque Claudia no es la primera, con ella van ya muchas muertas», ha exclamado Noelia antes de pedir que aumenten las condenas a los agresores porque «las mujeres somos más frágiles, más débiles, y no puede ser lo que está pasando».

Julia Cavira, excompañera de trabajo de la madre de la víctima, ha opinado que la justicia es muy laxa con los asesinos de mujeres, y ha criticado que el detenido en Totana «ha entrado escondido al juzgado, por la puerta de atrás y directo al sótano, y sin embargo entran a cara descubierta los que roban una barra de pan para que todos los veamos», ha dicho.

Claudia Abigail era, al igual que el detenido, española de origen ecuatoriano. Su asesinato es el tercero en España en lo que va de año y el primero en la Región de Murcia. Desde 2003, primer año con registros, han muerto catorce menores de edad a manos de sus parejas o exparejas.

El caso anterior a Claudia de una menor asesinada por su pareja o expareja es el de Rocío Caíz, que desapareció en 2021 en Martín de la Jara (Sevilla) cuando tenía 17 años y cuya pareja, de 19 años, confesó que la mató, la descuartizó y metió los restos en varias bolsas.

Las víctimas de la violencia machista y su entorno pueden solicitar asistencia las 24 horas del día a través del teléfono 016, el correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y el número de WhatsApp 600 000 016.

En una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de emergencias de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062) y, cuando la llamada es imposible, se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se enviará una señal de alerta a la Policía con geolocalización.

Te puede interesar

Comentar ()