Vecinos de Íllora, en la provincia de Granada, se echaron a la calle este lunes de madrugada tras la muerte violenta de un joven de 19 años en las fiestas de la localidad. Los vecinos, reunidos en gran número, recorrieron calles del pueblo y acabaron reclamando su propia justicia en una marcha que acabó pidiendo la expulsión del pueblo de las familias a las que responsabilizan del incidente. En una noche de gran tensión en el municipio, se produjeron daños en al menos cinco viviendas, según recoge el Ideal de Granada y se volcaron varios coches.

El alcalde de Íllora, Antonio Salazar (PSOE), ha pedido «calma» a los vecinos de este municipio del Poniente de Granada para que no se repitan estas imágenes.

Un joven de 23 años se ha entregado pasado el mediodía de este martes en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada como supuesto autor de la muerte, ocurrida en el marco de una pelea multitudinaria.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que buscaba desde este pasado lunes por la mañana a este individuo y a su hermano, ambos identificados tras los hechos, en tanto se daba por supuesto que ambos se encontraban huidos juntos.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Íllora ha señalado que el municipio ha pasado la noche con tranquilidad, aunque en «calma tensa», ha reconocido, a la espera de que este martes tenga lugar el funeral del joven, previsto para última hora de la tarde. Además, el Ayuntamiento recoge firmas para que no vuelvan a suceder hechos como los que acabaron con la vida de este chico, y se personará como acusación particular en la causa.

Ha explicado que la Guardia Civil mantiene un dispositivo especial de seguridad por posibles altercados como los que tuvieron lugar esta pasada noche, cuando hubo «vecinos que estaban muy enfadados, con mucha rabia», que se fueron sumando, tras una concentración de repulsa frente al Ayuntamiento, a los que se dirigieron inicialmente a las casas de los familiares de los sospechosos, que no están en el municipio desde este pasado lunes por la mañana.

En el marco de los tres días de luto oficial, con la suspensión de las fiestas patronales, declarados por la muerte del joven, Salazar ha señalado que la mayoría de los asistentes a la concentración estuvieron «totalmente tranquilos, pidiendo simplemente justicia, y que esto no se vuelva a repetir, y que estas personas cuanto antes pasen a disposición judicial y todo el peso de la ley caiga sobre ellos».

‘Fuera del pueblo’

Otras fuentes consultadas en el municipio han precisado a Europa Press que los vecinos quieren «fuera del pueblo» a los miembros de este clan, que no son de Íllora, de unos 10.000 habitantes, si bien «se afincaron» hace un tiempo en el pueblo, al que tendría «atemorizado».

Los hechos se desencadenaban con la muerte, en la madrugada de este pasado lunes, de un joven de 19 años, después de haber sido víctima de una agresión en esta localidad en el marco de la celebración de sus fiestas mayores. En concreto, en el marco de una pelea dentro del recinto ferial, el joven habría recibido un golpe, impactando su cabeza contra un bordillo al caer el suelo.

Según informaron a Europa Press fuentes del servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía, poco antes de las 6,40 horas, varias personas alertaban a los servicios de urgencia de que un joven había sido víctima de una agresión en la calle Diego de Siloé de este municipio granadino.

Fueron movilizados efectivos de la Guardia Civil, la Policía Local y la Empresa de Emergencias Sanitarias (EPES) 061, cuyos facultativos trasladaron al herido al hospital de Granada, donde ingresó en el área de Traumatología, ya fallecido.