El Asador de Pollos Real de Huércal de Almería se ha hecho viral en los últimos días en toda España tras conocerse que regalaban entre ocho y doce pollos diarios a personas necesitadas. Ahora, según señala el Diario de Almería, Sanidad se ha propuesto hacer una inspección a este pequeño negocio en la que podría incluso sancionar al establecimiento por colocar estos pollos en una mesa en la calle y no dentro del local.

En declaraciones a Efe, Patxi Ramón, dueño de este negocio, explicaba que esta iniciativa surgió al ver que un hombre del pueblo que conocían «vino aquí un día llorando, pidiéndonos que le diéramos algo de comer porque no tenía nada para comer”.

“Automáticamente, yo cabreado, encendí los fogones y le hice una tortilla de patatas. Me cabreé tanto que, sin contar con nadie, saqué la mesa y empecé a poner comida en la mesa”, incide Ramón. “Es un negocio pequeño y damos lo que podemos”, aseguró.

La iniciativa solidaria de este asador del Huercal no se queda ahí, según cuentan sus dueños: «Nos están dando donativos. Ayer nos dieron donativos e hicimos arroz. Dimos 28 platos de arroz. Están dándonos pequeños donativos de dos o cinco euros. La verdad es que es muy gratificante”, reveló.