Sociedad

La asociación UBPD recoge en Barcelona muestras de ADN de colombianos en el exilio que buscan a familiares

Laboratorio

Laboratorio Pixabay

Miembros de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) de Colombia ha tomado muestras de ADN en Barcelona a una treintena de colombianos residentes en diferentes países europeos, una iniciativa que se realiza por primera vez en Europa y que busca recuperar la memoria de los más de 100.000 desaparecidos del conflicto armado vivido en el país sudamericano. 

La asociación UBPD, que forma parte del Sistema Integral para la Paz acordado en 2016 entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, trabaja para «dirigir esta búsqueda y responder a los derechos de las víctimas», tal y como ha afirmado a EFE la directora general de la UBPD, Luz Marina Monzón Cifuentes, desplazada a Barcelona, en donde se han tomado las muestras estos últimos días.

«Se trata de una labor muy interesante y muy humana, pero sobre todo muy enorme y con muchos desafíos», ha afirmado Monzón, que detalla que el trabajo de esta Unidad ha conseguido ya a lo largo de estos años recuperar la memoria de más de 160 familias e incluso ha encontrado a 11 personas con vida que se las daba por desaparecidas. 

La entidad técnicamente se dedica a la búsqueda de personas desaparecidas, pero tal y como declara su directora, humanitariamente quiere apoyar a las víctimas en ese proceso de encontrar a sus seres queridos.

Por primera vez, la UBPD ha recogido muestras de ADN en Europa y la ubicación escogida ha sido la ciudad de Barcelona, a la que se han desplazado colombianos residentes en países como Suecia, Italia o Suiza, entre otros, ya que la capital catalana ha sido en los últimos años «el epicentro de encuentros por la paz en Colombia», tal y como ha explicado la directora de la Unidad. 

En este sentido, ha reconocido Monzón, hace cuatro años la Unidad ya había hecho un encuentro en Barcelona con estas víctimas, que tal y como afirma, «son personas que viven en el exilio justamente por la violencia y amenazas que recibieron y para buscar a sus seres queridos». 

La desaparición de más de 100.000 personas en 50 años de conflicto implica también un gran número de víctimas, entendidos como los familiares que viven constantemente en ese sufrimiento de no saber dónde están ni qué pasó con sus seres queridos. 

El proceso de recaudar muestras de ADN, que ha sido llevado a cabo por personal de la UBPD y también se está ejecutando a lo largo del territorio nacional colombiano, consiste de un pequeño pinchazo en el dedo para obtener la información genética necesaria, así como una serie de preguntas con el objetivo de caracterizar a la persona que se está buscando. 

Además, tal y como ha concluido Monzón, es importante agilizar este proceso de entrevistas y de toma de información porque «los años van avanzando, y de esta manera si a las familias les sucede algo, tienen la tranquilidad de que ya entregaron los datos necesarios para identificar a su ser querido».

Te puede interesar

Comentar ()