Sociedad

Una congregación religiosa prohíbe a sus alumnas llevar falda a pesar de las quejas de los padres

Varios niños en el patio el día de inicio del curso en el colegio de la Alameda de Osuna, en Madrid.

Varios niños en el patio el día de inicio del curso en el colegio de la Alameda de Osuna, en Madrid. Marta Fernández / Europa Press

La Congregación Religiosas Pureza de María ha establecido un cambio de uniforme en sus catorce colegios de España que retira la falda de la vestimenta de las alumnas y establece el pantalón obligatorio para todos los estudiantes, motivo por el cual han recibido las quejas de algunos progenitores.

El motivo del cambio de uniforme, según han informado a Europa Press desde la Dirección del Colegio Pureza de María de Madrid, que implantará este nuevo uniforme de manera progresiva a partir del próximo curso, "es facilitar una mejor adaptación" para las metodologías pedagógicas activas que usan en los colegios Pureza de María de España.

La Dirección del colegio precisa que los pantalones "ofrecen mayor libertad de movimiento y más comodidad" para trabajar en situaciones activas como creación de grupos o actividades al aire libre. "También ofrecen mayor protección contra el frío y el viento en invierno", añade.

La unificación del uniforme se comenzó a implantar en 2019 en Pureza de María Bilbao. Fue el primero de los catorce centros educativos de la Pureza en España donde se inició el cambio, "una adaptación a los nuevos tiempos", según indican desde el centro de Madrid.

"Es un proceso progresivo, que busca reducir al máximo los inconvenientes a las familias. Por eso, es una transformación que se completa en cinco cursos académicos. A día de hoy el cambio ya está introducido en todos nuestros colegios de España", señalan.

En el Colegio Pureza de Madrid, durante el curso 2024/2025 llevarán el nuevo uniforme los alumnos que comienzan Primero de Educación Primaria y aquellos que tengan que comprar uniformes nuevos.

Así, cada año se implantará en un curso más: en 2025/2026, Primero y Segundo de Educación Primaria, hasta su implantación completa en Primaria y Educación Secundaria para el curso 2028/2029.

En este centro, en Bachillerato no se lleva uniforme y en Educación Infantil el uso del pantalón para niños y niñas es general desde hace años ya que asisten todos los días con el chándal del uniforme.

La Congregación Religiosas Pureza de María cuenta con catorce colegios, de Educación Infantil a Bachillerato, repartidos entre Tenerife (3), Mallorca (4), Comunidad Valenciana (3) y Madrid (1), Sant Cugat del Vallès (1), Granada (1) y Bilbao (1).

"En cada curso que se ha iniciado el proceso, se han recibido quejas por parte de algunos padres, que entendemos. Creemos, en todo caso, que los beneficios de esta unificación de uniforme son muy superiores y constatamos una buena acogida de la mayoría de familias a la decisión", concluye la Dirección del Colegio Pureza de María de Madrid.

En una circular remitida a los padres el pasado 19 de enero, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Colegio Pureza de María Madrid comenta a las familias que, después de estudiar desde hace ya varios años y teniendo en cuenta las nuevas metodologías educativas y los cambios sociales, la Congregación "ha decidido hacer un cambio importante en el uniforme de los alumnos" para todos sus colegios de España.

"Somos el último colegio en hacer el cambio, pues en el anterior cambio también fuimos los últimos. Lo más significativo del nuevo uniforme es que, tanto los alumnos como las alumnas, todos llevarán pantalón. El pantalón será de color camel para todo el alumnado de EP y ESO", subraya el colegio, que establece que tanto alumnos como alumnas podrán llevar pantalón largo o pantalón corto.

La circular enviada a las familias avisa de que la empresa encargada de la producción de los uniformes "dejará de servir faldas a partir de ese mismo mes de junio de 2024".

"La falda este verano se deja de fabricar, así nos obligan a los padres a, sí o sí, comprar el pantalón. El equipo directivo tomó esa decisión de forma unilateral sin contar con los padres. Además, en 2018 ya nos hicieron cambiar la uniformidad del centro, con el coste que supone otra vez volver a cambiar", lamenta una madre.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí