La nueva normativa para hacer frente a la crisis sanitaria publicada este miércoles en el BOE tras su aprobación por el Consejo de Ministros deroga las restricciones sobre la publicidad impuesta a las entidades de juego y apuestas por lo que los clubes podrán exhibir la publicidad que tengan contratada.

En el caso del fútbol y a horas del reinicio de LaLiga hoy con el Rayo Vallecano-Albacete, clubes como el Sevilla, el Valencia, el Granada, el Mallorca, el Leganés, el Alavés, el Levante o el Osasuna no tendrán que modificar sus equipaciones por la normativa dictada durante el estado de alarma.

Entre las disposiciones del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 publicado hoy en el BOE figura la derogación del artículo 37 del Real Decreto-ley 11/2020 , de 31 de marzo, por el que se adoptaron medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente la COVID-19.

El decreto deroga las restricciones sobre la publicidad «por coherencia con la mayor flexibilización» al juego que existe en las fases 2 y 3

Esta derogación se hace «por coherencia con la mayor flexibilización en materia de juego establecida durante las fases II y III del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad», según indica el propio texto.

Las medidas de restricción a las comunicaciones comerciales de las entidades que realicen una actividad de juego regulada en la Ley del juego afectaban a «cualquier forma de actividad publicitaria difundida por cualquier medio o soporte, destinada a promocionar» éstas «de manera directa o indirecta»

 Según el citado artículo 31, durante el tiempo de vigencia de la declaración del estado de alarma estas entidades no podían realizar» actividades de promoción dirigidas a la captación de nuevos clientes o de fidelización de clientes existentes que recojan cuantías económicas, bonos, bonificaciones, descuentos, regalos de apuestas o partidas, multiplicadores de cuotas o premios o cualquier otro mecanismo similar».

Tampoco se permitía la emisión de comunicaciones comerciales en los servicios de comunicación audiovisual, ni intercambio de vídeos a través de plataformas excepto en la franja horaria comprendida entre la 1 y las 5 de la mañana.