En la actualidad existe una preocupación creciente por la salud y el bienestar en distintos ámbitos de nuestro día a día. Por ello, los consumidores buscan cada vez más alternativas para mejorar el estilo y la calidad de vida. 

Esta implicación se ha dado también en el ámbito de los fumadores, que en muchas ocasiones demandan nuevos productos que permitan consumir nicotina con un riesgo potencialmente menor. Así es como se han desarrollado y popularizado distintos productos y tecnologías que, mediante ese potencial riesgo reducido, se han convertido en agentes clave para trazar un nuevo futuro frente a los cigarrillos convencionales

Entender la reducción del daño

La reducción del daño* es un concepto que se utiliza para definir una reducción o minimización del daño asociado a un comportamiento de riesgo concreto, sin que haya que eliminarlo necesariamente.

Hablando de tabaco, los productos de potencial riesgo reducido se sitúan como una alternativa para reducir esos elementos nocivos que existen en el cigarrillo tradicional a esas personas que no pueden o no quieren dejar de fumar. 

En esa línea, existen datos recientes de un estudio que ha analizado el caso de 500 individuos a lo largo de un año, y que muestra cómo los fumadores que cambiaron por completo al dispositivo de tabaco calentado (PTC) gloTM, de BAT, obtuvieron mejoras significativas y prolongadas en distintos indicadores que miden daños potenciales, comparados con el grupo de fumadores que siguió consumiendo tabaco tradicional. 

Estos resultados, que han sido publicados al completo en el portal Internal and Emergency Medicine, se basan en los cambios favorables observados a tres y seis meses tras el inicio del consumo. 

Las diferencias frente al tabaco tradicional

Entender el potencial riesgo reducido pasa por saber cómo funcionan los productos de tabaco calentado y los vapeadores o cigarrillos electrónicos. Todos tienen en común que contienen aerosoles con nicotina, pero sin emitir humo derivado de la combustión, responsable de gran parte de las enfermedades relacionadas con el consumo de cigarrillos. En ello incide un informe de Public Health England, que revela que estas alternativas son entre un 90 y un 95%** menos perjudiciales para la salud que el tabaco tradicional.

Por otro lado, es importante entender que, aunque la nicotina es una sustancia adictiva, no es la responsable de las enfermedades generadas por el consumo de cigarrillos, como el cáncer, tal y como establece la Organización Mundial de la Salud (OMS)***. En los últimos años, los dispositivos de vapeo y de tabaco calentado han desarrollado distintas alternativas que permiten a cada consumidor elegir su nivel de exposición a esta sustancia. 

Dejar atrás el mal olor 

Además de los potenciales beneficios a la salud antes mencionados, este tipo de productos suponen una alternativa que no produce malos olores con respecto a los cigarrillos tradicionales. Esto se debe a que estos dispositivos no queman, sino que calientan, en el caso de cigarrillos electrónicos, un líquido con o sin nicotina, y en el caso de los productos de tabaco calentado, una unidad de tabaco, algo que se traduce en una reducción significativa del olor y una eliminación de la ceniza. 

Lo que más importa

El planteamiento de BAT se basa, principalmente, en construir Un Mañana Mejor. Esto pasa por reducir el riesgo en los consumidores, pero también por transformar el negocio en aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), temas centrales en los movimientos de la compañía. 

En este sentido se ha desarrollado su Agenda de Sostenibilidad, que busca reducir el impacto de su negocio tanto en la salud como en el entorno, dando un paso más allá en este sentido. Su compromiso por conseguir Un Mañana Mejor pasa por abordar el que es, hasta ahora, el reto medioambiental más grave de la historia: el cambio climático.

La sostenibilidad marca el futuro del sector. BAT

Este compromiso se muestra en el Plan de Transición de Bajas Emisiones de BAT, que cuenta con su programa Race to Zero, destinado a conseguir los objetivos de reducción de emisiones contaminantes. BAT pone en ello todos sus esfuerzos, modificando sus procesos productivos para hacerlos cada vez más sostenibles y diseñando productos respetuosos con el medio ambiente. Este compromiso por generar un impacto positivo ha llevado a la compañía a acelerar su innovación dentro de sus nuevas categorías de producto. 

Un Mañana Mejor es posible, y pasa por enfocar el cambio en el bienestar de la ciudadanía, en los procesos y en el cuidado del entorno.


*Basado en el peso de la evidencia y asumiendo un cambio completo de fumar cigarrillos. Estos productos no están exentos de riesgos y son adictivos.

**Según los informes de Public Health England ‘E-cigarettes: an evidence update”» y FDA.

***OMS: https://cancer-code-europe.iarc.fr/index.php/en/ecac-12-ways/tobacco/199-nicotine-cause-cancer