Si desde hace meses el Barcelona atraviesa una delicadísima situación deportiva y económica, lo ocurrido este miércoles en Múnich sitúa al club presidido por Joan Laporta todavía más al borde del abismo. Con la inapelable derrota por 3-0 ante el Bayern, el Barcelona ha caído eliminado de la Champions League en la fase de grupos y ha dicho adiós a varias decenas de millones de euros.

En los seis partidos de la fase de grupos el Barcelona solo ha metido dos goles

El Barcelona estaba prácticamente obligado a ganar en Múnich para depender de sí mismo y avanzar a los octavos de final de la máxima competición continental. Nunca había vencido a los bávaros a domicilio y en la primera jornada, en el Camp Nou, el Bayern destrozó a los azulgrana con un 3-0. El reto era mayúsculo y el sueño no duró ni una parte: los goles de Thomas Müller y Leroy Sané antes del descanso certificaron el adiós del Barcelona. Tras la pausa, Jamal Musiala ha colocado el 3-0, un resultado que ha sido hasta corto viendo la distancia sideral que hay actualmente entre estos dos gigantes.

«Es la dura realidad que tenemos hoy», ha admitido el técnico azulgrana, Xavi Hernández. «Cuesta digerirlo, pero es lo que hay. Tenemos que comenzar desde ya, desde cero. Esperaba que compitiésemos mejor, pero no puede ser. Nos faltan muchísimas cosas».

El palo deportivo es duro, porque el Barcelona había superado todas las fases de grupos desde la temporada 2000/2001, pero tal y como están las arcas del club el golpe económico es todavía mayor. Obligado a dejar ir a Lionel Messi este verano por no poder hacer frente a su ficha, cualquier millón es bienvenido es la diezmada caja.

El Barcelona perderá decenas de millones al caer eliminado en la fase de grupos de la Champions
Los jugadores del Bayern celebran un gol mientras Frenkie de Jong se lamenta en el suelo EFE / PHILIPP GUELLAND

Cuánto dinero recibe cada club en Champions

La competición de clubes más importante del mundo reparte cada temporada cientos de millones de euros entre los equipos que participan. Los 32 que entran en la fase de grupos reciben 15,64 millones cada uno como fijo inicial. Además, cada victoria está premiada con 2,8 millones y cada empate, con 930.000 euros.

También hay varias partidas más: el Barcelona, por ejemplo, ha recibido 12 millones por temas de marketing y televisión y otros 30 millones por su coeficiente UEFA. Es decir, a pesar de caer eliminado en octavos, a las arcas del club habrán llegado 64 millones de euros por la vía de la Champions League.

En la Europa League, el Barcelona aspira a un premio máximo de 14,5 millones de euros

El problema es que el Barcelona tenía un cálculo muy diferente. En su balance anual había calculado unos ingresos de 90 millones por la participación en la Champions League, contando con que se llegaría al menos a cuartos. Es decir, unas pérdidas de 26 millones de euros sin contar con lo que va a dejar de ganar por taquilla y por derechos para la temporada que viene.

Si se hubiera clasificado a octavos, habría recibido 9,6 millones de euros adicionales, mientras que la clasificación a cuartos habría reportado otros 10,6 millones más. Cada club que alcanza las semifinales ingresa otros 12,5 millones, mientras que los dos finales se embolsan otros 15,5 millones.

El campeón consigue una prima adicional de 4,5 millones más otros tres por participar en la Supercopa europea, un torneo cuyo ganador se lleva otro millón más. En total, el campeón de la Champions recibe 55,7 millones solo desde la ronda de octavos; es decir, sin contar los fijos ni las primas por victoria.

El Barcelona tendrá al menos el consuelo de disputar la Europa League, donde podrá de algún modo amortiguar el golpe económico. Si se hace con el título, aspirará a un máximo de 14,5 millones de euros.