El Real Madrid protagonizó el miércoles por la noche una de las grandes remontadas de la historia del deporte. Perdía 0-1 en el 89′, pero forzó la prórroga con un doblete de Rodrygo en apenas 82 segundos y firmó el 3-1 definitivo en la prórroga para eliminar al Manchester City en las semifinales de la Champions League.

La gesta entra de lleno en el libro de las remontadas más extraordinarias que se recuerdan. Del atletismo al golf, pasando por el fútbol americano o el tenis:

La locura de Gastón Gaudio en Roland Garros

La final masculina de Roland Garros 2004 será recordada como una de las más extrañas de la historia del tenis. Guillermo Coria, número tres del mundo y gran favorito, mandaba en el marcador por 6-0 y 6-3 ante su compatriota Gastón Gaudio, pero perdió los tres siguientes sets por 6-4, 6-1 y 8-6, desperdiciando además dos pelotas de partido. «Pasaron cosas inéditas y parecía un partido de ciencia ficción», dijo tiempo después Gaudio, que era el 44 del ranking mundial cuando levantó el título.

Tom Brady al rescate de los Patriots

Ninguna de las 50 ediciones anteriores del Super Bowl estuvo tan cargada de emoción y épica como la que ganaron el 5 de febrero los New England Patriots de Tom Brady, que lograron una heroica remontada ante los Atlanta Falcons para celebrar el quinto título de su historia en el fútbol americano. Los Patriots revirtieron una desventaja de 25 puntos, 19 de ellos en los últimos diez minutos de partido, para llevarse una victoria por 34-28 en el tiempo extra.

El milagro de Europa en Medinah

Fue en 2012 cuando el equipo europeo de la Ryder Cup de golf logró lo que se bautizó como el «milagro de Medinah». Después de las dos primeras jornadas, la Europa capitaneada por José María Olazábal caía 8-4. Jamás un equipo había remontado cuatro puntos de desventaja fuera de casa en la historia de la Ryder, pero Europa acabó imponiéndose por 14,5-13,5.

Viren, caída y oro olímpico en Múnich 1972

El finlandés Lasse Viren no estaba en las quinielas para el podio de los 10.000 metros de los Juegos Olímpicos de Múnich 1972. Y menos después de que se cayera antes de la mitad de la prueba. Se levantó, empezó a remontar y acabó ganando el oro con récord del mundo incluido (27:38,4 minutos). Unos días después, se colgó también el oro del 5.000 y cuatro años después, en Montreal 1976, repitió el doblete de la larga distancia.

Los ocho segundos de Greg Lemond

El Tour de France de 1989 se decidió en la última etapa. Laurent Fignon, ídolo local, llegaba con una ventaja de 50 segundos a la contrarreloj definitiva de 24,5 kilómetros entre Versalles y los Campos Elíseos y acariciaba su tercer maillot amarillo en la ronda francesa. Pero finalmente el que subió de amarillo al podio parisino fue el estadounidense Greg LeMond, que le aventajó en 58 en la crono para ganar el Tour por ocho segundos. Aquella edición sigue siendo el Tour más apretado de la historia.

Nadal resucita en Australia

Rafael Nadal no podía faltar en una lista de grandes remontadas. Su mayor gesta posiblemente sea la de la final de Australia 2022, torneo al que llegó tras seis meses sin competir. Cuando el reloj marcaba las dos horas y 45 minutos de final, Nadal perdía por 6-2, 7-6, 3-2 y afrontaba un 0-40 con su servicio. Casi tres horas después, cuando el reloj marcaba las cinco horas y 25 minutos, Nadal celebraba su vigésimo primer Grand Slam tras llevarse los tres últimos sets por 6-4, 6-4 y 7-5.

Remontada en las costas de San Francisco

El Oracle Team USA perdía 8-1 en la Copa América de Vela 2013, una desventaja que nadie antes había conseguido revertir. Pero se acabó imponiendo por 9-8 al Emirates Team New Zealand tras llevarse las últimas ocho regatas. «Estos chicos mostraron simplemente mucho corazón. Remontar así fue un fantástico esfuerzo de equipo», dijo el capitán del Oracle Team, el australiano Jimmy Spithill, tras la final en la bahía de San Francisco.

McGrady, 13 puntos en 36 segundos

No era una final, ni siquiera un partido de playoffs, pero lo que hizo Tracy McGrady con la camiseta de los Houston Rockets ante los San Antonio Spurs fue épico. Quedaban 36 segundos y los Rockets perdían 76-68 en su estadio, pero McGrady recortó distancias con un triple. Anotó otros tres triples más y un tiro libre para colocar el 81-80 definitivo en el marcador. «En esos momentos, sentía que tirara lo que tirara iba a ir dentro», dijo T-Mac tras su hazaña en la temporada 2003/2004 de de la NBA.

La final de Champions más insólita

El Camp Nou fue el escenario de la final más extraña de la Champions League. Fue en 1999, cuando el Bayern Múnich estaba celebrando prácticamente el título en el descuento. Ganaba al Manchester United por 1-0 gracias a un gol de Mario Basler en el minuto 6, pero había desperdiciado varias ocasiones clarísimas para sentenciar la final. Y en los últimos segundos, ocurrió lo imposible. Teddy Sheringham empató en el 91′ tras varios rebotes en un córner y Ole Gunnar Solksjaer marcó el 2-1 segundos después en otro córner.