Rafael Nadal sigue jugando muy cómodo sobre la tierra batida de Roland Garros. El 13 veces ganador del Grand Slam francés ha vencido este viernes al holandés Botic Van de Zanschlup (29º en el ranking ATP) sin sufrir en ningún momento y se medirá en octavos de final este domingo al joven canadiense Félix Auger-Aliassime, una de las irrupciones de los últimos meses en el top-10.

El mallorquín ha barrido de la pista desde el principio a Van de Zandschlup, que no ha encontrado antídoto contra la derecha del español, que apenas ha cometido errores no forzados en el partido.

Nadal se ha impuesto por 6-3, 6-2 y 6-4 y avanza en Roland Garros sin haber cedido ni un solo set hasta el momento. En las dos rondas anteriores ya ganó en blanco a Corentin Moutet (6-3, 6-1, 6-4) y a Jordan Thompson (6-2, 6-2, 6-2).

Desde su primera victoria en 2005, el idilio de Nadal con Roland Garros sólo se rompió en 2009, 2015, 2016 y 2021. En esa última edición se topó en semifinales con Novak Djokovic, que también está rindiendo a un nivel muy alto en el torneo. El sorteo del cuadro deparó que Nadal y el serbio se enfrenten en unos hipotéticos cuartos de final. El choque con Carlos Alcaraz no llegaría hasta una aún más lejana semifinal.

Alcaraz cumple y Zapata Miralles asombra

El joven murciano avanza también con paso firme y este viernes, a última hora, se deshizo en tres sets del norteamericano Sebastian Korda, número 30 del mundo, por un contundente 6-4, 6-4 y 6-2.

Ya recuperado de la maratón de más de cuatro horas y media que le planteó Albert Ramos en segunda ronda, Alcaraz recuperó su repertorio de dejadas, reveses cortados y derechas agresivas para desesperar a su rival. «Me divierto», confesó a los micros tras el partido Alcaraz, 19 años, el tenis más joven en alcanzar la cuarta ronda de Roland Garros desde Novak Djokovic.

Ahora, el flamante número 6 del mundo, que puede escalar más todavía tras Roland Garros, se enfrentará al ruso Karen Khachanov, número 25 en el ranking ATP.

Pero Nadal y Alcaraz no estarán solos en los octavos de final del Grand Slam parisino. El valenciano Bernabé Zapata Miralles, número 131 del mundo, se creció este viernes para batir a John Isner y alcanzar el que ya es su mejor resultado en un gran torneo, en una aventura larga y sorprendente tras haber llegado desde las rondas previas.