Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022

Deportes

Qatar 2022, el Mundial que no se puede blanquear

Copa del mundo de fútbol.

Copa del mundo de fútbol.(Foto de ARCHIVO) 31/3/2022 ONLY FOR USE IN SPAIN EP

Cuando en 2018 Rusia celebró el Mundial de fútbol el colectivo LGTBi protestó por el trato homófobo de Putin y su persecución en Rusia. Pero a la FIFA no le preocupó mucho que Rusia cerrara ONGs, medios de comunicación y encarcelara opositores, así que llevar el Mundial a Qatar donde rige la ley islámica o sharía no era un gran paso. Lo más importante era que se pudiera beber alcohol esos días. Qatar garantizó que se podría beber alcohol, así que la Copa Mundial de Fútbol se marchó a Qatar. Desde entonces es conocida como la copa de la vergüenza

El lavado de imagen de Qatar va a ser una tarea complicada ya que la lista de agravios a los derechos humanos en Qatar es larga. Las pésimas condiciones laborales en las que se han construido los estadios han copado la mayoría de los llamamientos internacionales y la presión ha conseguido algunos -escasos- avances en derechos de los trabajadores. Para colmo de la FIFA, a dos días del partido inaugural la organización ha vetado el consumo alcohol en los estadios. La FIFA ha destacado en un comunicado que sí habrá cerveza sin alcohol.

«Qatar tiene un régimen dictatorial, terrorista, represivo, tiránico y corrupto que no respeta a los seres humanos, la dignidad humana, las libertades humanas, los derechos humanos, las creencias humanas ni las opiniones de las personas, ya sean ciudadanos qataríes o residentes en nuestro país», clama Abdulah al Malki, uno de los escasos opositores qataríes en el exilio a preguntas de Fran Carrión. «El régimen esclaviza al pueblo qatarí y a los residentes en Qatar mediante la intimidación, el terrorismo y la violación de sus derechos, libertades y dignidad», agrega.

La copa más sucia, obra de Andrei Molodkin.
La copa más sucia, obra de Andrei Molodkin. La copa del mundo llena de petróleo.

Denuncia, especialmente, la negativa del estado qatarí a renovar los pasaportes y los documentos de identidad de los qataríes críticos con la monarquía y que residen en el extranjero, convirtiéndoles en apátridas. «Los estadios donde se celebrará el Mundial se construyeron sobre los cadáveres de trabajadores pobres, su sangre y las lágrimas de llanto de sus madres, padres, esposas e hijos. Estos estadios se construyeron con dinero robado y con los fondos de las tierras robadas», expone el activista tras criticar los intentos de blanqueamiento. «

«Organizará el Mundial para embellecer su fea imagen a los ojos del mundo. No podrá engañar al mundo con sus continuas violaciones de los derechos humanos», señala quien durante los últimos años ha pedido sin éxito el boicot del torneo frente a las principales embajadas de Qatar en suelo europeo.

«El dictador Tamim Hamad y su cobarde banda terrorista gastaron la riqueza de los qataríes en sus propios intereses egoístas y en sus mercenarios financiando y apoyando el terrorismo sin el consentimiento del honorable pueblo qatarí», manifiesta. Al Malki se ha prometido «derrocar pacíficamente» a la familia real que gobierna el pequeño emirato. «Estableceremos un sistema político democrático y pluralista que proteja, respete y defienda los derechos humanos en Qatar».

El último blanqueo deportivo

“Las autoridades qataríes están usando el Mundial para limpiar su imagen, tratan de mostrar un país abierto, vanguardista y reformista cuando la situación de los derechos humanos es preocupante”, afirma Carlos de las Heras, responsable de Tecnología y Derechos Humanos de Amnistía Internacional España (AI)

Estamos ante un blanqueo deportivo que no es nuevo. “En Rusia lo que ocurrió fue similar, era un país en el que no se respetaban los derechos humanos y se siguen sin respetar. Pero todo esto no es nuevo, ya en 1930 el Mundial de Italia fue portavoz del fascismo de Musolini y más recientemente el Mundial de Argentina de 1978 en el que a diez calles del estadio donde se celebraba la final estaba la Escuela de la Armada donde estaban torturando a opositores”, recuerda De las Heras. 

Leyes machistas y homófobas

Los derechos de la mujer en el país están por los suelos, según detalla Human Right Watch en un informe sobre esta situación. Desde el momento en el que los varones en las familias tienen la tutela legal de las mujeres, estas necesitan de ellos para vivir. Los hombres de Qatar deciden la atención de la salud reproductiva de las mujeres, si pueden viajar, trabajar o si pueden casarse.

Si una mujer casada es violada y se queda embarazada, su estado es prueba de que ha tenido relaciones fuera del matrimonio y puede ir hasta siete años a prisión. Cuando las mujeres denuncian una violación nunca son creídas mientras el hombre diga que ha sido consentido. Según Human Right Watch basta cualquier indicio de que se conocieran previamente. 

Según esta organización de derechos humanos la FIFA ha sido informada por Qatar de “que las mujeres que denuncien violaciones u otras formas de abuso no se enfrentarán a preguntas ni acusaciones sobre posibles relaciones sexuales extramatrimoniales consensuadas y no deben temer repercusiones de ninguna forma sobre esa base». El organismo organizador de la Copa del Mundo de Qatar, aseguró por carta a Human Rights Watch que proporcionará refugios y clínicas para brindar apoyo psicológico, médico, forense y legal a las víctimas de abuso durante la Copa del Mundo.

Es el Mundial en el que más se está hablando de derechos humanos, seguramente la cosa cambie en cuanto empiece a rodar el balón

Carlos de las heras, aI

Por su parte el colectivo homosexual bisexual y trans en Qatar está directamente perseguido. Mantener relaciones entre personas del mismo sexo está perseguido con penas de cárcel. Khalid Salman, embajador del Mundial de Qatar, calificó la homosexualidad de «daño mental”, a pocas semanas de empezar la Copa del Mundo.

A diferencia de otros asuntos que van contra la ley islámica como tomar alcohol, el mantener relaciones homosexuales no va a tener ningún paréntesis mientras ruede el balón. “La organización ha “recomendado” que se “eviten” conductas que entren en conflicto con la ley, como exhibir simbología LGTBi. Por esta razón Pantone y Stop homophobia, una organización francesa han creado una campaña con la bandera arco iris blanca con los números de los pantone de cada color. Igualmente varias selecciones portarán brazaletes de apoyo al colectivo. 

La copa más sucia

Shakira, Dua Lipa y Rod Stewart han cancelado su presencia en el Mundial, no quieren asociar su nombre a Qatar 2022.  Son varias las expresiones artísticas de repulsa de la cita en el país árabe. El artista ruso Andrei Molodkin ha creado una réplica de la Copa del Mundo con petróleo catarí para denunciar la corrupción tras la elección del país.  La obra, titulada La Copa más sucia, es una reproducción exacta del trofeo, se pondrá a la venta por 145 millones de euros (el precio pagado en sobornos, según la investigación del FBI) y se podrá visitar en La Galería Nueva en Madrid (Calle de San Agustín, 14).

“Creo que los trofeos son iconos y la Copa del Mundo se creó para simbolizar la victoria, la pureza del juego limpio y el esfuerzo. La Copa más sucia muestra el momento más oscuro del fútbol, donde países como Rusia o Qatar han pervertido un símbolo con el juego sucio de sus petrocracias. El dinero del petróleo ha pagado los sobornos para que la Copa del Mundo se celebre en Qatar, por lo que tiene mucho sentido que la Copa del Mundial se lleno de petróleo qatarí”, nos explica el artista. La imagen de su obra es la portada de la revista deportiva Líbero

“Creemos que algo ha cambiado con los años en el blanqueo deportivo y es que a las autoridades ya no les hace el mismo papel, ya no les blanquea tanto gracias al trabajo de la sociedad civil que denuncia lo que pasa en estos países. Este es el Mundial en el que más se está hablando de derechos humanos, seguramente la cosa cambie en cuanto empiece a rodar el balón”, asegura el responsable de Amnistía Internacional.

La paz en el mundo

Para el propósito publicitario de la Copa de Mundo los organizadores han tenido la suerte de que a ojos de la comunidad internacional Putin haya elevado su condición de líder autoritario a sátrapa. Durante la cumbre del G20 el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, hizo un llamamiento a la paz en nombre de la comunidad futbolística para que se produzca un alto el fuego en Ucrania durante el torneo.

«El fútbol es mucho más que un deporte. Tiene un enorme impacto social. Es pasión, tolerancia, inclusión y educación. Porque el fútbol une al mundo, la Copa Mundial es una ocasión para reunir a la gente en paz, y disfrutar de algo muy necesario en los tiempos turbulentos que vivimos», dijo Infantino en un intento de asociar el mundial con algo positivo.

Te puede interesar

Comentar ()