Educación

Estas son las mejores universidades según el U-Ranking 2021

Facultad de Comunicación de la UPF (Universidad Pompeu Fabra). Europa Press

La Universitat Pompeu Fabra (UPF), la Carlos III de Madrid (UC3M) y la Politècnica de Catalunya (UPC) son las tres universidades españolas con mejor rendimiento global, según el U-Ranking, que este año cumple su novena edición.

Se trata de un proyecto elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), que analiza 72 universidades españolas (48 públicas y 24 privadas) y ofrece un perfil de los resultados de cada institución.

Según esta novena edición del U-Ranking, la Universitat Pompeu Fabra repite en el primer puesto de la lista, pero por primera vez no aparece en solitario en esta posición, sino que comparte este liderazgo con la Universidad Carlos III de Madrid y la Universitat Politècnica de Catalunya. A este grupo de cabeza le sigue el integrado por la Universitat Autònoma de Barcelona y la Politècnica de València.

Por detrás se sitúa un bloque de siete universidades entre las que se incluyen las primeras instituciones privadas del ranking, la Universidad de Deusto y la Universidad de Navarra, acompañadas por la Autónoma de Madrid, la Universidad de Cantabria, la Politécnica de Madrid, la Universitat de Barcelona y la Universitat Rovira i Virgili.

Los resultados obtenidos para elaborar este ranking se basan en el análisis de 20 indicadores de cuatro ámbitos (acceso a recursos, producción obtenida, calidad e internacionalización de las actividades) referidos a la docencia y a la investigación e innovación.

Las públicas lideran en investigación, las privadas en docencia

En el ranking global de rendimiento, las universidades públicas ocupan 10 de los 12 primeros puestos. Sin embargo, si se consideran por separado la docencia, por un lado, y la generación de conocimiento mediante la investigación y la innovación, por otro, los resultados difieren.

El rendimiento de los centros públicos en investigación e innovación es 47 puntos mayor que el de las privadas, en promedio. Las diez primeras universidades por su rendimiento investigador son todas públicas (siendo la Universidad de Deusto la primera privada en aparecer en el listado) y destaca que cinco de las seis primeras son catalanas. Así, el ranking lo encabezan la Universitat Pompeu Fabra, que ocupa la primera posición, seguida de la Universitat Autónoma de Barcelona y la Universitat Politècnica de Catalunya, en segundo y tercer lugar, respectivamente.

En cuanto al ranking docente, lideran el ranking ocho instituciones, de las cuales cinco son privadas: la Universidad de Navarra, Universidad Europea de Madrid, Internacional de La Rioja, Nebrija y Ramon Llull. Sólo encabezan el ranking tres universidades públicas: la Universidad Carlos III de Madrid y las politécnicas de Catalunya y València.

De este modo, el rendimiento global de las universidades privadas en el ámbito de la docencia se sitúa 11 puntos por encima de la media de las universidades públicas, pues 11 de las 16 primeras instituciones de este listado son privadas.

Cambios en los grados

El U-Ranking 2021 incluye también un análisis específico de los cambios en la oferta de grados desde el curso 2010-2011.

Según el análisis, considerando como nueva titulación la que ofrece por primera vez una universidad –aunque en otra ya existiera–, en diez años la oferta de grados ha crecido un 44,4% en España a un ritmo medio anual del 3,8%. Así, entre el curso 2010-2011 y el 2020-2021 se incorporaron 1.760 nuevos títulos (987 grados y 773 dobles grados) que, junto a la extinción de 629, arroja un saldo de 1.131 títulos más en el último curso en comparación con hace diez años.

El ritmo de creación de nuevas titulaciones es casi tres veces mayor que el de extinción, lo que explica el incremento global registrado y eleva al 40,9% el porcentaje de titulaciones actuales que son de reciente creación. La mayoría de los nuevos títulos ya existían en el Sistema Universitario Español (SUE), pero hay 190 -entre grados y dobles grados- que son de nueva creación.

La puesta en marcha de nuevos grados se produce con fuerza tanto en las universidades públicas como en las privadas. Sin embargo, aunque el volumen total de nuevos títulos es mayor en las primeras, con 717 nuevos grados en una década, las privadas han experimentado un crecimiento relativo mayor debido, en buena medida, a que gran parte de ellas han sido creadas hace poco tiempo y están desplegando su mapa de titulaciones.

Las universidades privadas han aumentado sus títulos hasta casi el millar (999), frente a las 584 del curso 2010-2011, lo que supone un crecimiento del 41%. Este saldo es el resultado de un mayor ritmo de creación de grados pero también mayor intensidad de cierres que las públicas que, en ambos sentidos, se mueven más lentamente.

Actualmente, del total de las titulaciones que ofrecen las instituciones privadas, el 62,4% son de nueva creación (este porcentaje es mayor que el incremento global en el periodo porque se han extinguido bastantes títulos). En el caso de las públicas, han expandido su oferta desde 1.963 grados a 2.680, un 27% más. El porcentaje de nuevas sobre el total se sitúa en el 33,4%.

Aumento de la oferta en todas las ramas

Según el análisis realizado, la proliferación de nuevos grados y dobles grados se produce en todas las ramas de enseñanza, pero con especial intensidad en la rama de Ciencias Jurídicas y Sociales, cuyos títulos crecen un 60%. Por el contrario, las ramas de Ciencias y Ciencias de la Salud son las que menos porcentajes de titulaciones nuevas ofrecen.

Si bien, al desagregar las 5 ramas en 26 campos disciplinares y profesionales (familias de grados), se observa que en todas las ramas hay algunas que destacan como ejemplos de transformaciones intensas de sus ofertas formativas.

En este sentido, son importantes los cambios experimentados por dos familias de la rama de Ciencias Sociales (Estudios sociales y de la administración y Derecho, que han doblado su oferta), una familia de la rama de Artes y Humanidades (Estudios artísticos, con un incremento del 103%), dos familias de Ciencias (Física y Matemáticas, con un aumento del 95% y 72%, respectivamente), dos de la rama de Ingeniería y arquitectura (Informática y telecomunicaciones e Ingeniería industrial, que han aumentado su oferta un 61% y 65%) y dos familias de Ciencias de la Salud (Farmacia y Psicología, con un crecimiento del 70% en ambos casos).

Tras estas cifras, en algunos casos, hay profundas renovaciones de los perfiles de las titulaciones de algunas familias, para adaptar la formación a cambios que las profesiones están experimentando o van a experimentar como consecuencia del avance de la ciencia y la tecnología.

En el curso 2020-2021 se ofertan 27 nuevos grados asociados a la Animación y Multimedia que no existían hace una década; la familia de Economía y Empresa está incorporando titulaciones centradas en el análisis y la inteligencia de negocios, que se han multiplicado por cinco; desde el perfil de las ingenierías, los grados relacionados con la ciencia de datos han pasado de 3 a 36 en este periodo; las titulaciones relacionadas con ingeniería en biomedicina ascienden a 34 grados, frente a los 7 de 2010-2011; y de gastronomía se imparten una decena de titulaciones, cuando hace una década no se impartía ningún grado.

Por otro lado, otro asunto que analiza el U-Ranking es la proliferación de títulos con escaso número de estudiantes. En el curso 2020-2021 existían en las universidades presenciales del SUE 891 titulaciones (el 25,8% del total), cuya matrícula de nuevo ingreso se sitúa por debajo de los 25 alumnos. De esas titulaciones, 537 se imparten en centros públicos y 354 en privados. Sin embargo, este porcentaje asciende al 46,8% en el caso de los nuevos grados.

Te puede interesar

Comentar ()