Sucesos

Detenido por conducir drogado en sentido contrario por la A-8 en Bizkaia

Según el relato de varios testigos, muchos conductores se vieron obligados a esquivar el vehículo para evitar una colisión

logo
Detenido por conducir drogado en sentido contrario por la A-8 en Bizkaia
Un grupo de coches.

Un grupo de coches. EP

Resumen:

La Ertzaintza ha detenido la pasada madrugada en la autopista A-8, en el término municipal de Muskiz (Bizkaia), a un hombre que fue interceptado tras conducir a gran velocidad en sentido contrario durante veinte kilómetros, y que dio positivo en las pruebas de alcohol y de drogas.

El detenido, de 52 años y que condujo en sentido contrario por la Supersur (AP-8) y la autopista A-8, ha sido acusado de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria, según ha informado la Ertzaintza.

Sobre la una de la pasada madrugada, un conductor que circulaba por la AP-8 a la altura de la salida de Balmaseda llamó al a los servicios de emergencia para denunciar que un coche circulaba en sentido contrario por esa autopista en sentido hacia Cantabria.

Varias llamadas más de otros conductores fueron registradas por los servicios de emergencia, y en todas ellas se advertía de que se habían encontrado de frente con el vehículo que circulada en sentido contrario, primero en la Supersur e instantes después ya por la autopista A-8, que el conductor había tomado a la altura de Portugalete.

Según el relato de estos conductores, el coche circulaba a gran velocidad y con las luces largas, y varios de ellos se vieron obligados a esquivarlo para evitar una colisión.

Una patrulla de la Ertzaintza localizó el coche a la altura de Muskiz, de manera que los agentes se colocaron a la par del turismo, circulando por la plataforma en sentido a Cantabria, mientras le realizaban señales luminosas al tiempo que por la megafonía le pedían que depusiera su actitud.

El conductor del vehículo hacía caso omiso a estos avisos, continuando su camino a toda velocidad, e incluso llegó a apagar las luces de su coche, con lo que la situación de riesgo se agravaba notablemente.

Poco antes de llegar al límite de Bizkaia con Cantabria, el vehículo se paró repentinamente, dado que de frente venían varios vehículos en sentido hacia Bilbao, lo que hacía muy probable la colisión.

Los ertzainas aprovechaban la situación para detener su coche a la misma altura, saltar la separación entre ambos sentidos y sacar del coche e inmovilizar al conductor, con la ayuda de otra dotación policial que acababa de llegar al lugar.