Los Mossos d’Esquadra han encontrado dos cuerpos momificados en un piso de Salou (Tarragona), probablemente el de sus inquilinos, de avanzada edad y a los que no se veía desde antes del confinamiento, sin signos de violencia visibles o indicios de criminalidad, ha informado a Efe este viernes la policía catalana..

A la espera de los resultados de la autopsia que se les practicará en las próximas horas, los Mossos descartan por el momento que se trate de una muerte violenta y apuntan a que las dos personas, un hombre y una mujer de más de 70 años, habrían fallecido de «forma biológica» hace varios meses.

Fueron los vecinos del inmueble donde se encontraron los cadáveres los que alertaron en la tarde del jueves a la policía local de Salou de que desde antes del confinamiento por el coronavirus no tenían noticias de estas dos personas, y éstos lo comunicaron a los Mossos.

Los agentes acudieron al domicilio, donde hallaron la puerta cerrada, por lo que se solicitó la ayuda de los bomberos para poder acceder al interior. Una vez dentro, se encontraron los cuerpos momificados de las dos personas, presumiblemente los inquilinos del piso, cuya identidad determinarán las pruebas forenses.