El fuego arrasa este sábado las sierras de Huelva y Cáceres, en varios incendios que se mantienen vivos. Así el de la comarca onubense de Almonaster la Real afecta ya a 9.000 hectáreas, mientras que el del extremeño Valle del Jerte sigue «fuera de control», según ha asegurado Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta.

El incendio forestal que afecta desde el pasado jueves a la sierra de Huelva mantiene activos tres focos y en algunos casos se han reactivado algunos ya sofocados, tras quemar, hasta ahora, una superficie de unas 9.000 hectáreas.

Así lo ha explicado este sábado en declaraciones a los periodistas la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, que ha indicado que los bomberos están encontrándose principalmente con la dificultad del fuerte viento, con rachas de hasta 52 kilómetros por hora, “que lo está complicando todo mucho: incluso anoche chocaron aire frío y caliente y viento del norte y el sur, y todo fue más difícil”.

La situación de avance de las llamas y el fuerte viento en el incendio forestal de Almonaster la Real ha obligado a incorporar más medios aéreos, con lo que la cifra de 26 ha aumentado a 28 pasadas las 14:30 horas de este sábado.

Según ha informado el Infoca, se han incorporado un anfibio del Ministerio de Medio Ambiente y un helicóptero de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ya trabajan en coordinación con el resto de medios desplegados.

Entre ellos están ocho helicópteros de transporte y extinción y cinco aviones de carga en tierra.

Preocupa el incendio en el Valle del Jerte

Por su parte, los trabajos de los medios terrestres y aéreos por controlar el incendio de Las Hurdes evolucionan favorablemente y ya se avanza para lograr su estabilización, mientras que el de Cabezuela del Valle, entre La Vera y el Valle del Jerte, sigue fuera de control.

Este último «está más complicado», ha afirmado el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien este mediodía se ha desplazado a Aldeanueva de la Vera (Cáceres), donde se ubica el Puesto de Mando Único desde donde se coordinan los dos incendios que afectan al norte cacereño, informa Efe.

«Esperamos que se pueda estabilizar, pero hay mucho viento. Hay zonas que ya se habían apagado, pero se han vuelto a reavivar», ha apuntado.

En este sentido, fuentes de la Consejería de Agricultura y Territorio han informado de que este incendio sigue activo, fuera de control y se mantiene el nivel 2 de peligrosidad.

Se mantienen un par de focos con llama y numerosos «puntos calientes con humo». Además, han remarcado que el fuerte viento dificulta notablemente las labores de extinción de los medios aéreos.

En este incendio forestal, iniciado en Cabezuela del Valle, en la comarca cacereña del Valle del Jerte, trabajan alrededor de 220 efectivos con el apoyo de más de una veintena de medio aéreos.

El fuego afecta a los términos municipales de Garganta la Olla, Jerte y Aldeanueva de la Vera. El incendio, de origen intencionado, tal como ha asegurado el Gobierno extremeño, se localiza en la sierra de Tormantos, cuya complicada orografía, por su altura y difícil acceso, impide la participación de los medios terrestres en las zonas más altas.

Por lo que respecta al incendio de Las Hurdes, que se concentra en zonas forestal de la pedanía de Aldehuela, la evolución es «favorable», principalmente por el hecho de que los medios terrestres han podido acceder a la zona afectada por el fuego, ha explicado el propio presidente extremeño.