Los Mossos han detenido a un vecino de Calonge i Sant Antoni (Girona), de 30 años y nacionalidad española, acusado de la muerte del hombre que fue encontrado con un disparo ayer domingo en una pista de esta localidad, y que era vigilante de un prostíbulo de la zona. Los agentes del Área de Investigación Criminal se hicieron cargo del caso, después de que unos cazadores hallaran el cuerpo en una pista forestal de la urbanización Mas Pere hacia las 7.30 horas de ayer.

Los Mossos d’Esquadra han informado hoy de que la detención del sospechoso del crimen se produjo unas cinco horas después de que se descubriese el cadáver. Según fuentes cercanas a la investigación, el detenido acudió sobre la media noche del domingo a un piso donde se ejerce la prostitución en Castell-Platja d’Aro, localidad vecina a Calonge i Sant Antoni, y pidió contratar el servicio de una mujer, pero fuera del burdel.

Los responsables del prostíbulo accedieron, pero como no se fiaron del cliente, hicieron que les acompañara un vigilante del local, que salió en un coche con la joven, mientras que el ahora detenido se desplazó en su motocicleta. En primer lugar, todos acudieron a la casa del cliente, donde cogió el automóvil de su padre, y desde allí se desplazaron a la pista forestal de Mas Pere, donde el vecino de Calonge habría disparado contra el trabajador del prostíbulo con un arma que llevaba en el maletero.

El cuerpo del vigilante fue abandonado en el camino mientras el presunto homicida obligaba a la joven a subir a su automóvil para violarla en otro punto del bosque. Según las mismas fuentes, la mujer agredida consiguió finalmente huir y llegar a la comisaría de Sant Feliu de Guíxols, donde relató todo lo sucedido a los agentes. Los policías relacionaron el caso con la denuncia que había presentado horas antes un hombre que creía que su hijo se había llevado su coche y una escopeta de caza de su casa.

A mediodía del mismo domingo, los agentes acudieron al domicilio del sospechoso y le detuvieron como presunto autor del homicidio. El cuerpo de la víctima, un hombre de nacionalidad española de entre 30 y 40 años, fue trasladado al Instituto de Medicina Legal (IMLC) de Girona donde se le hará la autopsia.

El detenido, al que los investigadores tomarán hoy declaración, permanecerá en la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Sant Feliu de Guíxols hasta que pase a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de esta localidad gerundense.