Los Mossos d’Esquadra están investigando la muerte de una mujer que ha sido localizada sin vida esta mañana en un piso céntrico de la ciudad de Girona, atada y con signos evidentes de violencia.

 La mujer ha sido identificada como Carme F.S. de 68 años, conocida en la ciudad por tener un centro de podología y trabajar en una clínica médica, han informado fuentes próximas a la investigación.

A primera hora de la mañana la víctima debía ir a la clínica, pero al no presentarse la han llamado varias veces por teléfono sin obtener respuesta, por lo que finalmente un familiar suyo se ha desplazado a su domicilio, situado en el número 23 de la carretera de Barcelona.

Al llegar al domicilio, un piso doble utilizado como vivienda y también como centro de podología, el familiar la ha encontrado muerta en el suelo de una especie de despacho que hacía de unión entre la consulta y su casa, ha llamado al 112 y tanto la Policía Municipal como los Mossos de Seguridad Ciudadana han acudido al lugar.

Fuerte golpe en la cabeza

La víctima, que presentaba al menos un fuerte golpe en la cabeza, estaba atada en diversas partes del cuerpo y, según los rastros de sangre en la entrada de la consulta, habría sido arrastrada hasta el despacho donde ha sido hallada.

Al constatar que se trataba de una muerte violenta, se han hecho cargo de la investigación los agentes del Área de Investigación Criminal (AIC) de la Región Policial de Girona, que han realizado una inspección ocular del escenario del crimen para esclarecer las causas y la hora de la muerte y dar con el autor o autores del crimen.

Durante toda la mañana han estado en el inmueble recogiendo pruebas e indicios.

A pesar que había algunas cosas revueltas, lo que podría hacer pensar en un robo, los investigadores mantienen abiertas todas las hipótesis como posible móvil del crimen e intentan averiguar en qué momento se produjo la agresión mortal y las últimas personas que tuvieron contacto con la víctima.

La comitiva judicial ha llegado al inmueble a media mañana y poco después de las dos de la tardese ha hecho el levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal (IMLC) de Girona donde los forenses en las próximas horas le practicarán la autopsia.

Los investigadores han empezado a interrogar a familiares de Carme F.S., conocida también porque su marido regentó durante muchos años una tienda textil frente a las dependencias de la Policía Municipal.

A través de los diversos testigos y las cámaras de video-vigilancia de la zona los Mossos intentarán reconstruir el crimen y averiguar si tenía alguna enemistad con alguien y quién entró en el inmueble en las últimas horas.

El caso ha pasado al juzgado de Instrucción de guardia de Girona.