Paloma Blanc, una madre con 9 hijos cuya familia números se ha contagiado de Covid-19 a la vez. Absolutamente todos, desde el matrimonio de padres hasta el conjunto entero de los hijos, han dado positivo en coronavirus. Menos uno de los pequeños, que se encontraba en fase asintomática, el resto presentaron dolores de cabeza, musculares y cansancio notable, síntomas comunes de la enfermedad.

A pesar del abatimiento, los progenitores han tenido que pautar una rutina muy marcada con el resto de sus hijos para hacer frente a las dificultades que suponen llevar una casa. «Cuando mejoraba uno de los hijos, empeoraba el otro. Hemos ventilado toda la casa, he puesto como cinco lavadoras al día y, afortunadamente, ya estamos en el día 10 de la enfermedad y parece que vemos la luz al final del túnel», ha expuesto.

He tenido pesadillas por si los niños empeoraban, pero parece que ya estamos mejorando», ha afirmado Paloma en una videollamada con Cuatro al día. Asimismo, la pareja desconoce el origen del contagio de todos sus miembros familiares. «Estamos medio autoconfinados desde la Navidad y tengo a mis hijos sin poder ver a sus amigos. Hemos extremado mucho las precauciones pero, aún así, el Covid ha llegado a nuestra casa», ha aseverado.