Dos hombres estuvieron a punto de caer de un globo aerostático en la Zona Arqueológica de Teotihuacán (México). Según muestran las imágenes del vídeo, las dos personas quedan colgadas en las cuerdas de la canasta en el momento del ascenso del aerostático. Todo esto ante la atónita mirada de los visitantes del lugar. Se aprecia también que el piloto maniobra y reduce la cantidad de calor para evitar que el globo se eleve más.

Ciclistas, clientes y varias personas tratan de hacer que el globo baje a tierra. «¡Aguanta, aguanta!», gritan desde abajo para apoyar al hombre que va colgado, mientras algunos empleados colocan una lona de protección por si cae de la altura en la que se encuentra. De manera repentina se suelta y se oyen gritos de los asistentes que temen que caiga, pero se logra sujetar de la misma cuerda varios metros hacia abajo.

Instantes después el globo logra aterrizar en la misma zona, de donde había despegado. La empresa ofrece a los turistas una actividad que consiste en conocer cómo opera un globo aerostático, acceso a las instalaciones y elevaciones a más de 30 metros de altura por unos 8 minutos.