La imagen de un policía local de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) ha causado una grandísima admiración en las redes sociales. El agente se sentó junto a un anciano desorientado y trató de tranquilizarle, ya que se encontraba desorientado.

Según ha publicado el diario El Correo de Andalucía, la Policía Local recibió el aviso de que un anciano estaba en un bar del pueblo visiblemente desorientado. Los agentes apartaron al anciano para que estuviera relajado y en ese momento se produjo la estampa tan entrañable. Josemi, el agente fotografiado, entablo una conversación tranquila, donde el anciano explicó que había cogido un autobús y que no sabía donde se encontraba.

La hija del enfermo de Alzheimer recogió a su padre media hora después en la jefatura de Policía. En su cuenta de Twitter, la Policía Local de Castilleja de la Cuesta señaló que «A veces, sólo es sentarse y escuchar. Poco más que añadir a este gran servicio realizado por nuestros agentes que una vez más demuestran su profesionalidad y calidad humana».