Sucesos

Un hombre ebrio destroza dos escenas y varios ninots de una falla de Valencia

Un hombre ebrio destroza dos escenas y varios ninots de una falla de València. EFE

Un hombre de unos 30 años, que estaba bebido e iba con una botella en la mano, ha destrozado esta madrugada dos escenas y varios ninots de la falla de la comisión Ramiro de Maeztu-Los Leones, en el barrio valenciano de Ayora.

Según ha relatado a EFE su presidente, Rafa Moreno, habían vuelto de la Ofrenda y él ya estaba en casa cuando empezó a sonarle el teléfono con llamadas de «falleros y vecinos» que le conocen para informarle de que habían destrozado el monumento, que lleva por lema «Amb l’aigua al coll» (Con el agua al cuello).

«Ha sido una noche desagradable. Veníamos contentos tras la Ofrenda y con mucho orgullo porque habíamos desfilado delante de la Fallera Mayor Infantil -Carla García-, que es de nuestra comisión y tenemos ese privilegio, y nos llevamos la sorpresa», ha señalado.

Tras las llamadas que recibió, bajó a la falla pasadas las dos de la madrugada y se encontró un par de coches policiales, «que tenían a un hombre detenido en su interior».

«Tendría unos 30 años, estaba bebido y había destrozado completamente dos escenas y varios ninots«, ha apuntado para relatar que el vigilante de seguridad que tienen contratado «lo retuvo hasta que vino la Policía Nacional pero no pudo evitar el destrozo porque le pilló en el otro lado», pues las fallas -la grande y la infantil- están separadas.

«Desgraciadamente, todos los años hay algún acto vandálico y nos ha tocado. Y gracias a que la podremos quemar porque hoy me han comentado que en Patraix esta madrugada han intentado quemar una falla infantil», ha resaltado.

Lo que «peor les sabe» son los desperfectos causados en la escena de una sirena que es la que llevaron a concurso a la Exposición del Ninot: «Es la que se hace con más cariño, la figura más trabajada y más costosa en dinero».

La otra escena que ha sufrido los actos vandálicos es una «graciosa» en la que se ve a Pere Fuset y Carlos Galiana, exconcejal y actual edil de Cultura Festiva de Valencia, respectivamente, «en una lucha de poder» por hacerse con esa Concejalía. También ha destrozado «varios muñecos» o «ninots».

Te puede interesar

Comentar ()