Sucesos

La nueva colada de lava del volcán de La Palma derrumba el campanario de la Iglesia de Todoque

Imagen del volcán de La Palma donde se aprecian dos nuevas bocas eruptivas. EFE

La lava que emerge de la erupción volcánica que comenzó el pasado domingo en la isla de La Palma y que ya cumple una semana ha entrado de nuevo de forma agresiva en el núcleo de Todoque, uno de los más afectados, y ha arrasado el campanario de la iglesia.

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha señalado en el balance que ha realizado de los siete días de la erupción que la lava ha arrasado con una de las señas de identidad del municipio de El Paso.

El barrio de Todoque, en el que residían unas 1.200 personas, fue uno de los primeros afectados por la erupción volcánica ya que una lengua de lava lo atravesó y acabó con gran parte de las viviendas.

Entre los inmuebles que habían aguantado este primer embiste se encontraba la iglesia, de cuyo interior el párroco había sacado todas las imágenes para ponerlas a salvo. Según ha explicado el presidente del Cabildo, la lava ha vuelto a hacer su aparición de forma agresiva en el barrio y se ha llevado por delante «señas de identidad» del municipio.

Zapata ha expresado «el enorme orgullo» por la unidad de los palmeros y por el aluvión de cariño que han recibido durante esta semana: «No podemos sentirnos más arropados y queridos», ha dicho el presidente insular, que ha recordado que entre las muestras recibidas se encuentra la del Papa Francisco, así como alcaldes de toda España y presidentes autonómicos.

Ha añadido que todas las administraciones están trabajando «codo a codo» para dar respuesta a los daños ocasionados por el volcán y ha asegurado a las personas afectadas que «no dejaremos ni un solo minuto de trabajar por ellos».

«Trabajaremos juntos en los próximos meses y años» ha proseguido el presidente insular que ha señalado que tras alcanzar el primer objetivo de que no se perdiera ni una vida humana, ahora toca resolver la emergencia habitacional que ha dejado esta erupción volcánica.

Ha recordado que más de 1.000 personas trabajan sobre el terreno para garantizar la vida de las personas, entre ellos el Cecopin del Cabildo, y ha destacado que 37 personas con problemas de movilidad que se encontraban en el acuartelamiento de El Fuerte han sido trasladadas a centros sociosanitarios de la isla como el centro La Dehesa o el Hospital de Los Dolores.

«A las 6.000 personas evacuadas, nunca las vamos a dejar solas. Entre todos vamos a demostrar que somos más fuertes que el volcán» ha dicho Zapata, que ha valorado el trabajo realizado por todas las áreas de la corporación insular. 

Te puede interesar

Comentar ()