Sucesos

Desarticulado un grupo criminal dedicado al robo de camiones y sus mercancías

Camiones y mercancías robadas por el grupo criminal.

Camiones y mercancías robadas por el grupo criminal. Policía Nacional

La Policía Nacional de Logroño ha desarticulado un grupo criminal en Madrid que se dedicaba al robo de camiones y sus mercancías por todo el territorio nacional. Han sido detenidas 7 personas, y se calcula que la cantidad de género sustraído asciende a más 900.000 euros.

La operación, denominada ‘Tonel’, ha sido llevada a cabo por agentes adscritos al Grupo de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de la Rioja y el Grupo I de Delitos contra el Patrimonio de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría General de Policía Judicial.

La investigación se inició el pasado mes de agosto, cuando en la Jefatura Superior de La Rioja se detallaba del Robo de un camión que se encontraba en un aparcamiento de transportistas de Logroño, pudiéndose determinar que su carga fue trasladada a Madrid y vendiendo en el mercado negro la carga que transportaba.

Identificados los autores del robo cometido en La Rioja, los investigadores lograron relacionarles con otros robos cometidos por diversas CC.AA del territorio nacional, concretamente en Cataluña, Aragón, País Vasco y Castilla-León, lo que demostraba el alto grado de movilidad de dicho grupo y la actividad frenética del mismo pues tras la comisión de un robo comenzaban ya a planificar el siguiente.

Organigrama de la organización

Las investigaciones permitieron realizar un organigrama de la organización pudiendo identificar a más integrantes del grupo criminal estableciendo entre ellos varios escalones de responsabilidad y especialidad.

Los agentes comprobaron que se trataba de un grupo de delincuentes perfectamente organizados que estudiaban y se distribuían las funciones especializadas a realizar por cada uno de los integrantes.

Así, mientras unos se dedicaban a perpetrar el robo del camión, otros se encargaban de su transporte, otros realizaban labores de protección del convoy y otros a la venta en el mercado negro de la mercancía sustraída.

Modus operandi

El modus operandi de esta organización consistía en localizar un remolque que contuviera una carga de fácil venta posterior, como lotes de marcas de refrescos, material informático, materiales de limpieza, pequeñas herramientas hasta llegar al último de ellos que concluyó con su detención y que contenía una carga de motores nuevos para coches y valorada en aproximadamente 550.000 euros, camión sustraído en el País Vasco y localizado en el interior de una nave industrial en un Polígono del Sur de Madrid.

Una vez localizada la carga de interés para ellos, generalmente mediante el método de la «cata», consistente en realizar un corte en las lonas de protección de los semirremolques y comprobaban qué carga llevaban, y si era de su interés, procedían al robo del camión, forzando la cerradura de la cabina y la llave de contacto.

A continuación otro miembro del grupo conducía el vehículo hasta el punto de destino en Madrid, generalmente una nave industrial en el Polígono de Rivas-Vaciamadrid, para posteriormente terceras personas procedían a la descarga del material robado.

Posteriormente abandonaban el camión con su remolque en una zona lo suficientemente alejada como para dificultar ser relacionados con el robo.

Durante el trayecto del camión, otros miembros del grupo lo escoltaban, por delante utilizando un vehículo lanzadera que les alertaba de posibles controles policiales, avisando al chófer de posibles problemas en la carretera y detectando patrullas policiales con suficiente antelación como para poder parar el camión caso de ser necesario en alguna gasolinera o similar o bien abandonar la carretera principal y tomar alguna vía secundaria.

Por último otros miembros del grupo intentaban colocar, en apenas unas horas, la mercancía robada por lo que eran los encargados de localizar a potenciales compradores de los objetos robados.

Dispositivo de vigilancia

La detención de los siete miembros de este grupo criminal se produjo tras detectar el robo de un camión en el País Vasco y su traslado hasta Madrid, estableciendo un dispositivo policial que pudo determinar el destino del camión y la nave industrial concreta donde se encontraba escondido.

Agentes del Grupo UDEV de Logroño en colaboración con agentes de la Comisaría General de Policía Judicial establecieron un dispositivo de vigilancia procediendo a la detención de los autores cuando estaban negociando con un comprador la carga de dicho camión, siendo trasladados hasta Logroño un total de cuatro personas, autores directos del robo y puestos a Disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Logroño, quien ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos.

Se calcula que han podido cometer robos de material cuyo valor en el mercado superaría ampliamente el millón de euros, sin contar el perjuicio económico derivado de los daños ocasionados a los camioneros y aseguradoras, que pueden suponer miles de euros en reparación de daños ocasionados a las propias cabezas tractoras y sus remolques, y los perjuicios derivados al no haber podido trabajar mientras no disponían del camión.

Por último significar que la Operación sigue abierta, y no se descartan más detenidos y el esclarecimiento otros delitos de robo de estas características, en fechas próximas.

Te puede interesar

Comentar ()