Un trabajador de 62 años ha muerto en la madrugada de este martes cuando realizaba labores de pulido en un crucero en reparación en el astillero de Navantia de Puerto Real (Cádiz), tras impactar la canastilla de la grúa en la que estaba subido contra la cubierta del barco, al parecer por una fuerte racha de viento.

Los hechos han ocurrido alrededor de las dos de la madrugada, cuando, según UGT, tras recabar el testimonio de varios testigos, una fuerte racha de viento ha movido la canastilla y el operario ha impactado contra el crucero, lo que le ha producido la muerte.

Al lugar del siniestro han acudido personal de Seguridad, Prevención y Servicios Médicos del astillero, hasta la llegada de la Policía y la Autoridad Judicial.

La empresa Navantia ha lamentado en un comunicado el fallecimiento del trabajador, que pertenecía a la empresa SIASA, con sede en Chiclana de la Frontera (Cádiz), especializada en labores de chorreo y pintura.
Navantia ha anunciado un “estudio en profundidad” de las circunstancias del suceso y se ha puesto «al servicio de las autoridades laborales y judiciales que están investigando las circunstancias”.