«Ojalá me equivoque, pero creo que donde está mi hija hay más», ha declarado la madre de Marta Calvo a la salida de la Audiencia de Valencia.

Marisol Burón ha afirmado, después del juicio contra el autor confeso de la desaparición de su hija, que está segura de que el acusado no descuartizó el cuerpo, sino que se deshizo de él en un lugar en el que está convencida de que hay más cadáveres.

La vista contra Jorge Ignacio Palma, el autor confeso de la desaparición del cuerpo de Marta Calvo (que aún no ha sido hallado) y supuesto asesino de otras dos jóvenes, ha alcanzado este martes su undécima jornada, en la que se han expuesto los hechos supuestamente acaecidos en la madrugada del 6 al 7 de noviembre de 2019 en la vivienda que el procesado tenía alquilada en Manuel (Valencia), informa Efe.

«No la descuartizó, eso lo tengo claro. Está en algún sitio al que fue a tiro hecho, porque seguro que hay más. No tuvo tiempo suficiente para pensar. Horas después (del supuesto crimen) ya estaba llamando a otras chicas», ha asegurado Burón, haciendo referencia a lo expuesto por los investigadores de la Guardia Civil durante el juicio.

«Ojalá me equivoque, pero creo que donde está mi hija hay más. (Jorge Ignacio Palma) no es un don nadie en el tema de la droga, sino un alto cargo -ha añadido-. No creo que tuviese ayuda, pero alguien más sabe cosas, sobre todo su madre», que deberá comparecer, también en calidad de testigo, en una próxima vista.

«Estaré al pie del cañón»

«A partir de hoy voy a acudir al juicio todos los días, estaré al pie del cañón. Ahora mismo estoy bien, pero he llorado mucho contándolo todo, esta pesadilla, pero voy a estar fuerte por mi hija», ha agregado.

Sobre su intervención de este martes en el juicio que se celebra desde la semana pasada en la Audiencia de Valencia, Burón ha recordado que lleva dos años y siete meses esperando este día y ha advertido sobre el hecho de que el procesado no haya querido mirarla a la cara: «Le he visto muy frío, como el día que fui a su casa. En ningún momento me ha mirado».

«La Justicia decidirá qué pena le cae, pero yo me siento bien por lo que he contado, por cómo me han tratado; solo espero que le caiga todo el peso de la ley, porque ha hecho mucho daño», ha concluido.