De los muros ennegrecidos del taller mecánico a las paredes de la galería de arte. El Calendario Pirelli, ha pasado de ser el almanaque más sexy del mundo a convertirse en el más reputado en el mundo de la fotografía. El despliegue de bellezones comenzó en 1964 –las fotos las realizó Robert Freeman en Mallorca- mostrando a mujeres muy ligeritas de ropa y en posturas sugerentes. Desde entonces en su realización han participado retratistas tan destacados como Helmut Newton, Richard Avedon, Patrick Demarchelier e, incluso Karl Lagerfeld, el único que se animó a incluir varones en alguna de sus páginas.

Uma Thurman en el Calendario Pirelli 2017.

Uma Thurman en el Calendario Pirelli 2017.

Fue en 2016, con la fotógrafa norteamericana Annie Leibovitz (que firmó anteriormente la edición de 2000), cuando cambió por completo el concepto de la publicación de la británica Pirelli. Desde el año pasado, el Calendario se ha  convertido en un portfolio artístico, un documento gráfico de la mujer no sólo del nivel de su belleza física, también de su influencia en la sociedad. Desde entonces, las féminas que aparecen no son sólo ejemplo de lozanía, femineidad y juventud como sus predecesoras, y tampoco simbolizan el atractivo y la sensualidad idealizados por el ojo público, más bien muestran a la mujer de éxito.

El encargado de realizar el calendario Pirelli 2017 ha sido Peter Lindbergh, uno de los fotógrafos de mayor renombre a nivel internacional. Es la tercera vez (el de 1996 en el desierto de El Mirage (California) y el de 2002, realizado en los estudios de la Paramount Pictures, en Los Ángeles) que el alemán ha sido contratado para realizar esta tarea.

Bajo el título Emotional, la intención de Lindbergh ha sido “hacer un Calendario no sobre cuerpos perfectos, sino sobre la sensibilidad y la emoción, desnudando el alma de las personas, dejándolas así más desnudas que un desnudo”. Para representar su idea de belleza natural y feminidad, Lindbergh ha retratado a 14 actrices (y amigas personales) vestidas por completo para mostrar su parte más sensible. Jessica Chastain, Penélope Cruz, Nicole Kidman, Rooney Mara, Helen Mirren, Julianne Moore, Lupita Nyong’o, Charlotte Rampling, Lea Seydoux, Uma Thurman, Alicia Vikander, Kate Winslet, Robin Wright y Zhang Ziyi, demuestran, además, la afición que tiene Lindbergh por el cine.

Julianne Moore en el Calendario Pirelli 2017.

Julianne Moore en el Calendario Pirelli 2017.

El Calendario Pirelli no se limita a los 12 meses del año. Incluye algunas mujeres extra como presentación. Una de ellas es Anastasia Ignatova, profesora de Teoría Política en la prestigiosa Moscow State University of International Relations  (MGIMO) que no tiene nada que ver con la industria cinematográfica pero como el fotógrafo la conoció el año pasado y le gustó, le dijo que si volvía a realizar el almanaque la llamaría. Y cumplió su palabra.

“El objetivo consistía en retratar a las mujeres de una forma diferente, y lo he hecho llamando a unas actrices que han jugado un papel importante en mi vida, y las he fotografiado acercándome todo lo posible a ellas. Como artista siento la responsabilidad de liberar a las mujeres de la idea de la eterna juventud y la perfección. El ideal de belleza perfecta que promueve la sociedad es un objetivo inalcanzable» puntualiza el fotógrafo.

Nicole Kidman en el Calendario Pirelli 2017.

Nicole Kidman en el Calendario Pirelli 2017.

Las fotos se hicieron entre mayo y junio de este año en cinco lugares diferentes: Berlín, Los Ángeles, Nueva York, Londres y la playa francesa de Le Touquet. El resultado es un calendario que consta de 40 fotografías, entre retratos y ambientes, tomadas no solo en el estudio, sino en distintos rincones metropolitanos y en sets al aire libre, como en el caso de las calles, los fast foods y los hoteles decadentes del centro de Los Ángeles. Times Square en Nueva York, el teatro Sophiensale de Berlín, los tejados de los estudios de Nueva York y Londres y la playa de Le Touquet en Francia son otros de los escenarios.