Separar el trigo del grano. Esa ha sido la (ardua) misión de Televisión Española para seleccionar las 10 canciones candidatas a representar a España en el próximo Festival de Eurovisión, que tendrá lugar en Kiev, el próximo mes de mayo.

Salidas del casting online convocado por el ente público (que recibió cerca de 400 propuestas), la cosa va del pop modernete entonado en inglés del Padre Damián (el también llamado cura hipster, un joven sacerdote granadino, nieto de cantaora flamenca y ex concursante de la edición del pasado año de La Voz) al reggetón de Jon Josdi, venezolano de origen y cuyo Donde estabas tú (más de medio millón de visitas en su canal de YouTube y sumando) ha contribuido ya con la inevitable nota polémica: en un país donde la violencia de género es un problema grave, cómo va a representarnos un estilo considerado machista y ofensivo para la mujer.

En España la audiencia se ha hundido tanto que la de 2016 ha sido la edición menos vista en nueve años

En cualquiera de los casos, la ocasión la pintan calva para unos artistas más o menos noveles (o, al menos, desconocidos) que han conseguido pasar un primer corte de 30 seleccionados, entre los que figuran algunos concursantes de talent shows como Operación Triunfo (Javián) y La Voz (Brequette y Nieves Hidalgo, amén del Padre Damián): 240 millones de espectadores de 42 países vieron la última gala, que mejora en cinco millones los datos de 2015, según la Unión Europea de Radiodifusión. Sin embargo, en España la audiencia se ha hundido, tanto que la de 2016 ha sido la edición menos vista de los últimos nueve años. Resulta que mientras en Alemania, Islandia o Ucrania el festival sigue siendo un acontecimiento de primer orden catódico (y, no lo olvidemos, también digital), en nuestro país se considera un show trasnochado y, sobre todo, musicalmente desprestigiado. Ya se sabe, si todo es política, en Eurovisión lo es aún más.

Por suerte, al festival siempre le quedarán los eurofans, ese ejército apasionado capaz de dar fuerza y mantener la ilusión en un certamen en el que, desde la irrupción de los países del este europeo, las viejas glorias (esto es, los llamados Big Five, los cinco países que más aportan económicamente a la UER: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) tienen todas las de perder.

Al festival siempre le quedarán los ‘eurofans’, un ejército apasionado capaz de mantener la ilusión

Precisamente sobre esos fans fatales ha recaído “el peso” de aupar o no a la final a la decena de aspirantes, en una maratoniana votación de 10 días (entre el 2 y el 12 de diciembre) en la que ha sonado, sobre todo, el inevitable electro latino, el estilo que arrasa en la radiofórmula, las discotecas rollo Gandía Shore y la muchachada (ojo al dato: el 42,4% de la audiencia de la última gala lo comprendían jóvenes de entre 15 y 24 años, cuadruplicando la cantidad de espectadores habituales en esa franja horaria). “España se está volviendo latina, se están acabando con muchos prejuicios y un ejemplo de esto son las propuestas que han llegado para participar”, concedía al respecto el popular productor Juan Magán, presidente del jurado que decidirá finalmente, el 20 de diciembre, quiénes serán los tres candidatos finales, que se presentarán, primero en streaming, y después en el programa de TVE Objetivo Eurovisión previsto para el 12 de enero de 2017.

Brequette. ‘No Enemy’

Brequette estuvo en Eurovisión 2016 como miembro del coro que acompañó a Barei sobre el escenario, y precisamente su No enemy lo ha escrito junto a la propia Barei y Rubén Villanueva. La artista, con tablas en esto de Eurovisión, llega con ganas para convertirse en la primera sudafricana en representar a España. No Enemy es un tema elegante, con percusión africana, festivalero aunque no muy pegadizo.

Fruela. ‘Live It Up’

Fruela es muy polifacético. Además de cantante y actor, es presentador de televisión: trabaja en el Canale 7 de Italia y anteriormente pasó por Gran Bretaña gracias a su actuación en el programa The X factor. Fruela está dispuesto a representar a España en Eurovisión 2017 con Live it up, una balada con toques electrónicos.

Javián. ‘No somos héroes’

Javián juega con ventaja porque su rostro ya ha pasado por talent shows televisivos. Hace 15 años formó parte del fenómeno Operación Triunfo y ahora, en 2016, quiere sacarse la espinita con No somos héroes, un tema con esas pinceladas folk que tanto se llevan en Eurovisión.

LeKlein. ‘Ouch!!!’

Detrás de LeKlein está Vanesa, una toledana que, en 2002 ganó el premio Artista Revelación de Los 40 Principales. LeKlein ha triunfado en las discotecas ibicencas en los últimos años y, ahora, su intención es llevar a Eurovisión Ouch!!!, una balada con toques electrónicos tan moderna como su look.

Nicky Triphook. ‘Daddy’s little girl’

Nicky Triphook es un cantante y compositor canario de ascendencia británica. A los 16 años lanzó su primer álbum Y llegaste tú, que ya incluía composiciones propias como Tengo miedo, tema que le hizo ser telonero de artistas internacionales como Craig David, Ricky Martin u Orishas, entre otros. Daddy’s little girl ha sido escrita y compuesta por el propio Nicky, es un tema que invita al bailoteo.

Nieves Hidalgo. ‘Esclava’

Los más folclóricos han encontrado en Nieves Hidalgo su referencia. Presenta al #Eurocasting, Esclava, un tema de flamenco melódico con rasgueo de guitarra y apoteosis orquestal con sabor español que, para los de fuera puede resultar exótico. Nieves ha llegado a ser finalista en el  prestigioso Festival Nacional de Cante de Las Minas de la Union en su XXXVI edición. También ha participado en la primera edición del concurso de talentos, La voz.

Nito. ‘Luna’

Nito tampoco es debutante en el Festival de Eurovisión porque, en 2011, acompañó como bailarín a Lucía Pérez. El baile ha sido su principal ocupación (participó en el programa Fama a bailar 2 y ha trabajado para artistas como Loreen, Shakira o Rihanna) hasta que, hace seis años, decidió compaginarlo con la música lanzando su primer álbum, Fire, en 2013. Ahora Nito quiere regresar al Festival con Luna, una canción de ritmo latino.

Pedro Elipe. ‘Del dolor’

Este joven de 25 años le echa arrestos porque él solo acompañado de su piano van a defender Del Dolor, una balada sencilla pero con letra desgarradora que, seguro, resulta reconfortante para escuchar en la intimidad de casa.

Rebeca Moss. ‘Volveré por ti’

La valenciana Rebeca Moss ha sido corista de Bony M y telonera de Kellis, cantante de R&B. Además ha participado en varios espectáculos en acústico como el Tributo a Witney Houston y Jazz para la historia. Rebeca quiere representar a España con Volveré por ti, un tema de esos con subidón, donde las féminas demuestran su chorro de voz en plan eurodiva.

Rommy Low. ‘In Love’

Romy Low es una compositora, cantante y actriz. Durante un tiempo compaginó sus interpretaciones en cine y televisión con la carrera de empresariales. Aunque no es para tirar cohetes, In Love es, quizás, el tema más festivalero de esta edición: bailable, pegadizo, fresquito y Rommy lo defiende muy bien.