La piratería descendió en España en 2016 un 4,2 % respecto al año anterior, aunque en sectores como la música o los libros este porcentaje ha aumentado, según se desprende del informe del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2016.

Como muestra este documento elaborado por la consultora GfK y presentado hoy por la Coalición de creadores e industrias de contenidos y LaLiga, el año pasado hubo 4.128 millones de accesos ilegales a contenidos, un 4,2 % menos que en 2015, por valor de 23.294 millones de euros. Pero este descenso se contrapone con el aumento del 6,8 % (llegando a los 1.783 millones de euros) de la ganancia que dejaron de obtener las industrias culturales y de contenidos, señala el informe.

El 47 % de los encuestados argumentan que acceden a contenidos pirateados porque los originales son «muy caros». Además, entre los motivos expuestos destacan también la «rapidez y facilidad de acceso»(42 %); «ya pago mi conexión a internet» (47 %); y «no pago por un contenido que posiblemente luego no me guste» (37 %). Respecto a la forma de acceso, los buscadores son las principales vías de acceso a contenidos ilegales, con un 78 %, y es Google el utilizado en nueve de cada diez accesos a contenidos piratas.