La intimidad del fotógrafo y del objeto retratado, lo que no se ve pero está en la imagen, lo intangible, eso es lo más difícil de fotografiar, lo más difícil de trasmitir en una imagen. Nicholas Nixon (Detroit, Míchigan, 1947) es un maestro en hacerlo. Las 200 fotos que la Fundación MAPFRE expone en su sala Bárbara de Braganza de Madrid son un pasaje a la intimidad del fotógrafo y al espíritu de cuantos retrata.  El amor, la pasión, el deseo, el miedo y la intimidad están omnipresentes en la obra de Nixon.

El mejor ejemplo es su conocida serie Las Hermanas Brown, compuesta por los retratos de su mujer Beverly Brown y de sus tres hermanas, con las que crea una de las investigaciones sobre el retrato y el tiempo más convincentes de la fotografía contemporánea. Para MAPFRE es una serie especial, porque con ellas inició su colección de fotografía, una serie también  forma parte de la colección de fotografía más importante del mundo, la del MoMA.

“Nixon está considerado uno de los grandes fotógrafos de la segunda mitad de siglo por su obra coherente, cargada de una profunda reflexiones de la condición humana, sobre las emociones y lazos que compartimos y lo más destables es su mirada íntima y personal de todos los que retrata”, destaca Carlos Gollonet, comisario de la muestra. Para el comisario la capacidad de Nixon para hacer visible lo invisible lo consigue  a través de los gestos, el cuerpo, los rostros de los personajes que retrata.

La muestra recorre la obra de Nicholas Nixon, desde sus inicios en 1974 hasta el 2017, con el acento en sus retratos, un género en el que se centró desde 1977. En los ochenta su mirada íntima se trasladó a uno de los temas sociales más candentes de la década, es sida. Su serie People with AIDS (1988) es otra de sus serie más conocidas. En la serie retrata a 15 personas afectadas por la enfermedad. Nixon se implicó de una manera muy clara en este proyecto con el fin de ofrecer una crónica honesta y real de sus vidas y se metió en su privacidad para comprender el sufrimiento de los enfermos y el de sus seres cercanos.

El Dr. Robert Sappenfield con su hijo.

El Dr. Robert Sappenfield con su hijo de la serie People with AIDS (1988)

La última fase de su carrera Nixon se centra de lleno en el retrato, con primeros planos de recién nacidos, niños, enfermos hospitalizados y ancianos que muestran la fragilidad y la capacidad misteriosa de resistencia del ser humano.

Fundación MAPFRE, hasta el 7 de enero, en la sala Bárbara de Braganza, 13 (Madrid).