Las palabras del cantante Joan Manuel Serrat contra el referéndum siguen generando polémica. El artista, que afirmó que la consulta no es “transparente” y que sólo generaría “fractura social”, no se arrepiente de sus palabras, pero ha pedido que no utilicen sus canciones en una marcha en contra de la independencia que se celebrará el jueves en la plaza Sant Jaume.

En palabras a El Periódico, Serrat afirma que no se retracta de sus declaraciones. “¿Por qué tendría que hacerlo?”, ha dicho, y se ha desmarcado de esa concentración del jueves, afirmando que no tiene nada que ver “ni en esta convocatoria ni en ninguna que gire alrededor de mí o de la canción Mediterráneo”.

“No sé quien está detrás”, ha dicho, alegando que eso le preocupa. También ha apuntado a que corre “el riesgo de ser manipulado. Tus ideas no tienen por qué coincidir con el pensamiento de los manipuladores”.

Joan Manuel Serrat, que el próximo 1 de octubre estará en Buenos Aires, ha afirmado que la vida de todos los catalanes continuará “con su trabajo, sueños y mundo” el mismo lunes 2 de octubre. “Y cuanto más juntos lo hagamos, mejor para todos”, ha explicado.

También ha afirmado que prefiere “pasar miedo que vergüenza” cuando le han recordado su negativa a acudir a Eurovisión durante la etapa franquista, algo que se consideró de mucha valentía dada la situación política en España.