La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood ha expulsado al productor Harvey Weinstein, acusado de perpetrar abusos sexuales y agresiones. El Consejo de Gobernadores de la Academia ha celebrado una junta de urgencia este sábado y ha aprobado la expulsión, una medida sin precedentes.

“No es que sencillamente nos distanciemos de alguien que no merece el respeto de sus colegas, sino que además enviamos un mensaje: se ha terinado la era de ignorancia consciente y vergonzosa complicidad con los comportamientos sexuales depredadores y el acoso laboral en nuestra industria”, explica la Academia en un comunicado oficial recogido por el periódico Los Angeles Times.

Para los firmantes “aquí lo que está en juego es un problema muy grave que no tiene cabida en nuestra sociedad”. “El Consejo seguirá trabajando para establecer criterios éticos de conducta para que den ejemplo todos los miembros de la Academia”, explica el texto.

Varias actrices han denunciado haber sido víctimas de abusos sexuales por parte del productor Harvey Weinstein, entre las que se encuentran Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow.

Dos semanas de escándolo

A principios de octubre saltaba el escándalo y la Academia no tardaba en contentar. Sería Dawn Hudson, su CEO, el que asegurase que: “no estuvimos silenciados”, en relación a los abusos sexuales a los que está vinculado al productor estadounidense Harvey Weinsten. Además,  durante un acto que se celebró en Madrid el que el presidente de la academia, John Bailey, lamentó lo ocurrido.

“Yo nunca he coincidido con él en persona, pero sabía que era alguien con el que es difícil trabajar y que tiene un temperamento fuerte, aunque no tenía ni idea de todo lo del abuso sexual”, señaló John Bailey.

“Muchos artistas han comentado el tema cuando se dio a conocer y nosotros mismos hemos hecho declaraciones diciendo que el comportamiento de Weinstein es inaceptable. Nuestros miembros apoyan la tolerancia y el respeto y no el miedo”, ha añadió.

“Maryl Streep dijo que hizo varias películas con él y ella no sabía nada de los abusos sexuales. Es horrible, verdaderamente horrible descubrir eso, pero no creo que la gente pueda simplemente asumir que todo el mundo lo sabía solo porque algunos periodistas dicen que fue así”, ha precisado Bailey, que señala que la noticia fue “una sorpresa” para él.

“No estuvimos silenciados”, ha subrayado hoy Dawn Hudson, CEO de la Academia de Hollywood, en relación con escándalo por abusos sexuales vinculado al productor estadounidense Harvey Weinsten, durante un acto celebrado en Madrid en el que el presidente de la academia, John Bailey, ha lamentado lo ocurrido.

“Yo nunca he coincidido con él en persona, pero sabía que era alguien con el que es difícil trabajar y que tiene un temperamento fuerte, aunque no tenía ni idea de todo lo del abuso sexual”, ha señalado John Bailey, presidente de la Academia de Hollywood durante un encuentro cinematográfico celebrado esta noche en el Casino de Madrid.

Sus declaraciones hacen referencia al escándalo que vinculaba al productor Harvey Weinsten, uno de los más conocidos y poderosos de Hollywood, con una serie de acosos sexuales que supuestamente llevó a cabo durante décadas y que sacó a la luz el periódico The New York Times el pasado jueves.

Dawn Hudson -CEO de esa misma institución- ha recalcado durante el mismo acto que la Academia no “silenció” el caso.

“Muchos artistas han comentado el tema cuando se dio a conocer y nosotros mismos hemos hecho declaraciones diciendo que el comportamiento de Weinstein es inaceptable. Nuestros miembros apoyan la tolerancia y el respeto y no el miedo”, ha añadido.

“Maryl Streep dijo hoy que hizo varias películas con él y ella no sabía nada de los abusos sexuales. Es horrible, verdaderamente horrible descubrir eso, pero no creo que la gente pueda simplemente asumir que todo el mundo lo sabía solo porque algunos periodistas dicen que fue así”, ha precisado Bailey, que señala que la noticia fue “una sorpresa” para él.

“No estuvimos silenciados”, ha subrayado hoy Dawn Hudson, CEO de la Academia de Hollywood, en relación con escándalo por abusos sexuales vinculado al productor estadounidense Harvey Weinsten, durante un acto celebrado en Madrid en el que el presidente de la academia, John Bailey, ha lamentado lo ocurrido.

“Yo nunca he coincidido con él en persona, pero sabía que era alguien con el que es difícil trabajar y que tiene un temperamento fuerte, aunque no tenía ni idea de todo lo del abuso sexual”, ha señalado John Bailey, presidente de la Academia de Hollywood durante un encuentro cinematográfico celebrado esta noche en el Casino de Madrid.

Sus declaraciones hacen referencia al escándalo que vinculaba al productor Harvey Weinsten, uno de los más conocidos y poderosos de Hollywood, con una serie de acosos sexuales que supuestamente llevó a cabo durante décadas y que sacó a la luz el periódico The New York Times el pasado jueves.

Dawn Hudson -CEO de esa misma institución- ha recalcado durante el mismo acto que la Academia no “silenció” el caso.

“Muchos artistas han comentado el tema cuando se dio a conocer y nosotros mismos hemos hecho declaraciones diciendo que el comportamiento de Weinstein es inaceptable. Nuestros miembros apoyan la tolerancia y el respeto y no el miedo”, ha añadido.

“Maryl Streep dijo hoy que hizo varias películas con él y ella no sabía nada de los abusos sexuales. Es horrible, verdaderamente horrible descubrir eso, pero no creo que la gente pueda simplemente asumir que todo el mundo lo sabía solo porque algunos periodistas dicen que fue así”, ha precisado Bailey, que señala que la noticia fue “una sorpresa” para él.

Denuncias por parte de actrices estadounidenses

La primera en dar la voz de alarma fue Ashley Judd, pero a ella se han sumado Asia Argento, Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Rose McGowen, Mira Sorvino, Rosanna Arquetter, Léa Seydoux o Cara Delevigne.

En declaraciones a un medio estadounidense, donde comenzó el escándalo, Judd aseguraba que dijo que no. “Lo hice de muchas maneras, muchas veces, y siempre volvía con una nueva petición”. A lo que Sargento añadió que sentía terror cuando se lo encontraba: “Eran tan grande, no paraba, era una pesadilla. Tras la violación ganó”.

Por otra parte, la actriz Lucia Evans aseguró que se había sentido siempre culpable, “al final pensaba que era mi culpa, había llegado a esconderlo en un rincón de mi cabeza”.