Recuerda todos los sobresaltos, todos los puños apretados, los ojos cerrados, las lágrimas derramadas y hasta los saltos sobre el sofá por 99 capítulos de las siete temporadas de The Walking Dead. Recuérdalo porque la octava temporada ya está aquí, y promete ser muy potente. Vas pasar de nuevo por todo ello.

Los seguidores de la serie esperan venganza, toda la contención de la séptima temporada encarnada en un Rick Grimes (Andrew Lincoln), cauteloso y prudente, se ha roto con un grito: ¡es la guerra! Y esa guerra sólo pide una cosa, la cabeza de Negan. El villano que ha alimentado la serie las últimas temporadas es el más odiado por los personajes principales de la serie. No así por los fans, como se pudo comprobar por la devoción hacia su intérprete, Jeffrey Dean Morgan, a su paso por España el pasado mes de marzo.

 Feliz The Walking Dead

Pocas series se pueden dar el gusto de alcanzar 100 capítulos y ser tan seguidas o vistas como The Walking Dead. Con el primer capítulo de esta temporada la serie alcanza una cifra mágica conseguida a base matar seres medio podridos. Sus actores son saben que han llegado hasta aquí por el fenómeno fan que ha trascendido al éxito editorial y al éxito de la serie. Por eso dedican este capítulo a sus millones de seguidores.

A por los caminantes blancos

El arranque de la octava temporada de The Walking Dead promete unas cuotas de audiencia de récord en el mundo entero. Desde que este verano Juego de Tronos le arrebatara los récords de audiencia en varios países, la guerra que empieza ahora contra Negan se ha convertido, también, en una lucha contra los caminantes blancos. «Si el invierno ya está aquí, la guerra está a la vuelta de la esquina», decía este tuit oficial de la serie el pasado verano.

La ventaja que tiene The Walking Dead respecto a Juego de tronos, es que cuenta con el refuerzo de Fear the Walking Dead, un  spin-off que este verano ha mejorado su trama despertando más interés. De hecho se espera un crossover en la siguiente temporada de Fear the Walking dead, según ha insinuado Robert Kirkman, el creador intelectual del fenómeno. Un personaje de The Walking Dead se paseará por alguno de los capítulos estrechando lazos entre sus dos series de zombis.

La otra ventaja para ganar a la serie de los caminantes blancos es que por delante de The Walking Dead queda mucho cómic, por lo que la trama tiene aguante para esperar a la siguiente temporada de Juego de Tronos, dentro de dos años, y seguir, incluso, alguna temporada más. Quedan muchos zombis que matar.

Pero el crédito del éxito de tanto muerto caminante no es ni del creador de Juego de Tronos, George R. R. Martin, ni de Robert Kirkman, sino de George A. Romero, el padre de todos los zombis que murió este verano mientras su creación ha invadido la Tierra.

Estreno 23 de octubre en Fox: emisión a las 03.30 y después a las 22.20.